jueves, 30 de octubre de 2008

PENSAMIENTO, consecuencia, ACCIÓN. ANÉCDOTA.


Mi abuela nos amaba tanto que siempre disponía de una excusa para nuestros , diríamos, defectos. Una de las taras de parte de mi familia es el fuerte carácter o genio , que élla dispensaba alegando que no era genio, sino temperamento - en sentido de persona enérgica, creativa y emprendedora- lo que nos distinguía. Mi abuela fue una de las personas más buenas que he conocido.
Ya con el tiempo, pensando en esas " frases lapidarias " de mi niñez, y madurando en la vida, vas tamizando parte de esa fortaleza de carácter y diría yo que , en mi caso, pudiera llevar razón en cuanto que soy persona diligente. Dejémoslo, pues , en diligencia, como concepto propio.
Viene al caso , al acordarme que se acercan las Navidades, tan entrañables como acogedoras. El año pasado estuvimos en la provincia de Cáceres, durante esas fechas, en puro campo y naturaleza.
Recorriendo algún que otro pueblecito, llegamos a uno en el que la Iglesia había dejado de ser tal, y habiendo pasado a ser de una institución pública, la modificaron como lugar de exposiciones. En aquellos días pusieron un Belén donde antiguamente estaba el Altar y me desoló que el resto del edificio seguía como se quedó, es decir, con las imágenes propias de una iglesia, pero lamentablemente, abandonadas.
Así, encontré una Virgen , que pueden ver en la foto, llena de suciedad y telarañas. Fue tanto mi pesar por el abandono, viniéndome imágenes y recuerdos , que el tiempo pareció pararse. Un instante duró. Presta conseguí un paño, solté el bolso, subí y empecé a limpiar esa obra que , para el pueblo, se había convertido en una especie de fantasma que todos ignoraban.
Tiempo había pasado desde que aquella imagen fue venerada.
¿ Cuánto habrá visto y escuchado esa Virgen ? ¿ Cuánta súplica, cuánto llanto, cuántas gracias ?. Ahora seguirá allí o no. Pero aquel día era algo olvidado, por evitar la molestia de quitar. Creo que no es necesario ser creyente para tener un poco de sensibilidad y de diligencia, diligencia en la coherencia. Idea, luego , acción, y nunca abandono.

22 comentarios:

Fair Lady dijo...

Eso es Morgenrot, podemos tener nuestras propias creencias, no necesariamente religiosas. El Ser por naturaleza es muy orgulloso y a veces hay que dejar ese orgullo atrás, no somos menos persona demostrando más humildad y sensibilidad. Tanto amor propio nunca fue bueno. Bonito gesto por tu parte limpiar esa virgen olvidada, cuánto habrá llorado ella por un poco de compasión...

Felicidades por tu abuela y sus buenos valores.... sabes, yo también tengo mucho temperamento, nada que ver con genio:-)

Un beso enorme mi querida amiga y feliz fin de semana.

Juan Antonio, el.profe dijo...

Muy interesante vivencia, Morgenrot. Al principio me sonreí, porque en mis notas infantiles y juveniles, en más de una ocasión mis profesores anotaron aquello de "destaca por su diligencia y estímulo". La primera vez que lo leí, confieso, tuve que ir al diuccionario a ver qué era eso de la diligencia, pues a mí me sonaban las de las películas del oeste... Alabo tu diligencia con la imagen venerada. Hermoso gesto.

ONDA dijo...

Bravo por tu gesto querida amiga.

misántropo dijo...

Las imagenes religiosas las valoro como expresión artistica.
No las puedo concebir dentro de la religión, en algunos casos roza la idolatría (sólo hay que ver algunas procesiones y romerías).

Beso

Bowman dijo...

Admiro tu coherencia.
Me gusta que pienses y actúes.
Curiosamente, conozco algunos que, incluso llamándose creyentes, jamás hubieran tenido tu diligencia pues se les caen los anillos.

Me sorpende tambien el caso que comentas, pues es sabido el expolio que se está haciendo en muchas viejas iglesias de pueblo por cazadores de arte sacro. Este verano, para visitar alguna de ellas, me las he visto y deseado para encontrar a la vecina del pueblo que guardaba las llaves, tal era la inseguridad que sentían los vecinos. Por coherencia tambien, ante la belleza de lo visto y la admiración por la pulcritud con que estaba cuidado, mi ateismo no me ha impedido dejar un donativo para ayudar a su conservación (poco podía yo hacer para mejorar la impoluta limpieza la las piezas, en este caso) y agradecer el esfuerzo de la vecina para abrirnos y explicarnos.

Pues en esa iglesia de Cáceres, aunque pueda sonar algo miserable podrían haber pensado en vender las imágenes, pues mercado tienen. Y es seguro que el coleccionista que las adquiera las va a cuidar.
Veo en el mercado del Rastro madrileño muchos relicarios procedentes de iglesias (y los precios son desorbitados). Como anécdota puedo contarte que yo sólo pude comprarme un limosnero de madera bastante viejo, procedente de una pequeña iglesia rural) lo que provocaba tanta gracia en los amigos que nos visitaban que siempre echaban algo en plan de broma. Un día decidí abrirlo y, con lo que allí se había acumulado, invité a todos esos mismos amigos a una cena de tapeo.
Toda acción altruista tiene su diligente reacción. ;-)

P.D.: Mi limosnero ya no existe, pues fue atacado vilmente por la carcoma y no quise que se extendiera al resto de la madera de la casa.

Capri c'est fini dijo...

Con lo fácil que es pasar un paño de vez en cuando a lo que tenemos arrinconado. Las iglesias son sitios que únicamente fueron concebidas para ser iglesias y cuando lo dejan de ser me causa una tristeza enorme, no sé bien por qué. Muchos besos.

gutiforever dijo...

A mi me sucedio algo parecido en una pequeña Iglesia cerca de Brecia.
Era una ermita semiderruida, y en lo que había sido el altar en su dia, junto a una columnata de piedra gris, había una imagen de una madonna cubierta de polvo y telarañas.
Estaba semicaida,apoyada la cabeza contra la pared, y tenía la peana destrozada.
La recogí,la limpié, y la instalé en el maletero.
Al llegar a Roma, la llevé a un amigo anticuario que la restauró y tras ello, la llevé al padre Domenico, un amigo sacerdote,que la instaló en la Iglesia de su parroquia.
Ahora,los parroquianos de esa Iglesia cercana a Via Venetto,la llaman la Madonna dil spanognolo.
O sea,este humilde servidor que les habla.

Morgenrot dijo...

Fair Lady, me consuela constatar que puede ser distinto el genio del temperamento. Siempre tuve mis dudas con respecto a mi persona.

Que tu seas temperamental, no lo dudaba, y tan activa como emprendedora, menos. Esos dones llevas y nos los regalas con generosidad.

Un beso, amiga.

Morgenrot dijo...

Juan Antonio, ¡ qué casualidad ! , a mí me ocurrió lo mismo.
En unos test cuando tenía unos ocho años, los resultados indicaban que era muy diligente, hipersensible ... y en lo fisiológico, asténica.

Recuerdo que tenía una prisa tremenda por llegar a casa y buscar todas esa palabras en la enciclopedia.

¡ Uf ! qué peso me quité cuando supe qué significaba cada palabra.

Es curioso lo casual.

Besos, diligente profe.

Morgenrot dijo...

Gracias Onda.

La indiferencia y el abandono me producen dolor.

Saludos más que cordiales

Morgenrot dijo...

Misántropo, mi discordante y apreciado amigo.

Uno puede ser hasta iconoclasta y sentir tristeza por aquella imagen relegada, ignorada, sucia y olvidada. Todo por negligencia.

Ya comenté antes que el olvido, el abandono, la indiferencia me produce aflicción, y si puedo, actúo.
Más de una vez , la actuación se ha vuelto en mi contra como un boomerang, en el caso concreto de que la indiferencia provenga de un ser de carne y hueso, humano, para más señas.

Mil besos al dueño de esa hermosa escotilla

Morgenrot dijo...

Bowman, gracias por tus palabras siempre llenas de afecto.

También pesé que con los robos que hay, nadie se haya fijado en aquella imagen relegada, pero no parece que fuera el caso.

La anécdota de tu limosnero, como casi siempre , me hace reír. Eres tan original para todo...; pero eso de la carcoma es una lástima, me dejas con el lamento de que hayas perdido un objeto tan hermoso y viejo.

Para recordarte algo : espero que no le pase lo mismo a tu coche.

Un besote, mein Freund.

Morgenrot dijo...

Sí, Capri, la imagen de una iglesia abandonada tiene una especie de halo trágico.
Es como algo vivo condenado a una especie de ostracismo.

Si permaneces allí, tu interior empieza una especie de danza de pensamientos y sensaciones inefable.

Saludos desde el corazón.

Morgenrot dijo...

Guti, desde que ayer leí tu comentario, no he podido dejar de pensar en lo que te sucedió y en cómo obraste.
Tengo previsto ir a Roma, y acudiré a tí para que me indiques con exactitud qué iglesia es y dónde se ubica "la Madonna del español".

Me has dejado perpleja, tu historia sí que es digna de un gran post en el que incluyas, si fuere posible, alguna imagen de la Madonna.

Es más, te agradezco enormemente que lo cuentes aquí, porque has puesto la Gloria en una anécdota mucho más sencilla y simple que tu maravillosa historia. Tu generosidad ha quedado plasmada en una Iglesia Romana, tu Madonna , recobrada y restaurada. El olvido, recordado, lo abandonado, vivo.
¡ Aplausos con el corazón lleno !
Mil besos

J. F. Sebastian dijo...

Temperamento... Me recuerda al 'tiene mucho caracter' que algunos llaman mala leche. Mi abuela también hacía de catalizador en medio de tanta crispación. Qué casualidad...

Es una pena la cantidad de patrimonio artístico abandonado que tenemos en España.

Feliz día de todos los santos.

Morgenrot dijo...

Estimado J.F Sebastián, para desquite de los temperamentales, te indico otra frase de mis abuelos que , igualmente, me tranquilizaba bastante:

" Del toro manso me libre Dios, que del bravo , me libro yo "

Y es que a los bravucones/as , se nos " va la fuerza por la boca "

Las abuelas, J.F, es que suelen ser maravillosas.

Entre el patrimonio abandonado, está el verso de Zorrilla, maravilloso, y su Tenorio, en estos días que fueron tan señalados.

Besos e igualmente, feliz día de todos los Santos.

J. F. Sebastian dijo...

Curioso dicho. Se parece mucho al de 'guárdeme Dios de mis amigos..'. Me encanta.

Cierto lo de las abuelas. Ninguno de los cuatro nietos merecimos a la nuestra.

Besos.

JFS

Morgenrot dijo...

J.F Sebastián, te confieso que tampoco yo me merecí a la mía.

Hay personas que dedican su vida a los demás, y élla fue una de estas personas. Es tan difícil encontrar un ser así.

Pero también creo que tanto en tu caso como en el mío, nuestras abuelas están vivas en nosotros. Recordamos su cariño, su saber y están en nuestras mentes como modelo a seguir.

Un besote bien fuerte

J. F. Sebastian dijo...

A propósito, me han enviado un correo... Espero que no te importe publicarlo aquí porque no he encontrado el tuyo para reenviartelo.


No todo son tonterias en Youtube...



http://www.youtube.com/watch?v=Y4uIOgGWSJ8


Besos

Morgenrot dijo...

J.F Sebastian, te doy todas las gracias de este mundo, si cupieran aquí...

Con vidas así, siento tanta admiración por esa abuela, como miserable puedo llegar a verme por no asumir una tarea tan abnegada. Las circustancias marcan en buena parte nuestros caminos, y nunca sabemos qué es lo que nos tocará mañana.
Si algún día tuviera que hacer una labor como la de esta abuela, qué Dios me de fuerzas y sabiduría para hacerlo lo mejor posible.

Eres un cielo, gracias de nuevo. Besos con mucho afecto.

Marta Salazar dijo...

muy bueno!

a ver si después escribo también algo sobre el tema...

Morgenrot dijo...

Gracias Marta,

Conociéndote, seguro que tienes mucho que contar en cuanto a diligencia se refiere.

Aún recuerdo tus hazañas con el hombre que intuías había robado una bicicleta, y le hiciste hasta fotos...

Un fuerte beso