lunes, 20 de octubre de 2008

LOS RETRATOS DE DORIAN GREY




" Detrás de toda cosa exquisita hay algo trágico " .

El Retrato de Dorian Grey, Oscar Wilde. Publicada , tras revisiones de su autor, en 1891.
.../...
En cada página de la novela, incluyendo el Prefacio , hay ideas sobre las que meditar sine die. Y una vez leída, la metáfora del alma como cuadro que cada individuo posee, se instala en la mente del receptor, de forma que te preguntas incansablemente cómo será mi cuadro, o cómo será el cuadro de este u otro ser humano.
Las facetas esenciales del hombre son las mismas desde siglos a la actualidad. Desde el mito de Narciso al Doktor Faust, de Peter Schemihl, a Dorian Grey y a la diosa belleza corpórea del hoy, sólo son matices los elementos diferenciadores . El pacto diabólico para conseguir un fin supone la existencia de tres pilares: el fin deseado por un humano a cualquier coste; el diablo, Mefistófeles o idea superior que lo hace posible; y el intermediario que entra en el individuo ofreciéndole la solución a su ansia y posibilita el seguimiento y broche del círculo.
Ese fin que doblega al hombre se corresponde con el hedonismo. En el caso de Grey , se concreta en la belleza y dar satisfacción a sus sentidos. Repito: belleza y satisfacción. ¿ No son acaso los mitos actuales ?.
Un vistazo a una revista, periódico, televisión, internet ...y todos los medios de pseudocomunicación que nos asedian , recuerdan permanentemente al ser que debe ser bello o no vale nada, que debe divertirse o no sabe vivir.
La difícil y necesaria armonía cuerpo-corazón-mente-alma como premisa de una vida que dignifique al individuo, se hace aguas por el peso de belleza-satisfacción sensitiva. Damos de comer al cuerpo y a las pasiones, que nunca tienen bastante, pero ¿ y al alma? . ¿ Cuidamos poseer unos valores y llevarlos a la acción ?, y nos preguntamos por nuestra mente, ¿ nos forzamos en aprender, cultivarnos, poseer disciplina ,voluntad y capacidad crítica ?.
Dorian Grey satisfizo su juventud permanente , su arrolladora hermosura, pero su espiral de odio y vicio, de vanidad, de locura y violencia, manchaban un cuadro que era el reflejo de su alma. Cada mal al prójimo supone una huella indeleble y deforme en su alma, en su cuadro.
Sólo la muerte lo liberó ¿?.
El ser del siglo XXI , del llamado primer mundo, quiere pasarlo bien, se maquilla, se viste, hace deporte, consigue una bonita figura y rostro- o lo pretende- , pero ¿ se preocupa igualmente de practicar el afecto con el prójimo ?. En un mundo de soledades luchamos poco por minorar sólo una de esas incomunicaciones. Y el fomento de la cultura, ¿ acaso no está relegada a una serie de tecnicismos y expedientes académicos ?.

Miremos nuestros retratos, el de fuera y el de dentro. Luchemos contras las tragedias remediables. Cada uno de nosotros en un oscuro y confuso rincón, posee su cuadro de Dorian Grey. Pocas veces nos detenemos a observarlo, no interesa lo que nos ofrece, pero es el reflejo de los actos de toda nuestra vida. Merece una atención, un subir al desván y levantar la tela que lo envuelve y aisla . Quizás, sólo entonces, dispongamos de ese beneficioso equilibrio en todo el ser.

Decía Wilde en el Prefacio de este libro :

" Es al espectador y no a la vida, a quien refleja realmente el arte ".

8 comentarios:

Nuncio Tamallangos dijo...

Querida,

Interesantísima reflexión a cuento de "El retrato...". Y me voy a atrever a decir una estupidez con tu permiso: ya no es que no nos molestemos en observar nuestro propio retrato, sino que la mayoría no sabemos ni tan siquiera de su existencia.

Me anoto la frase de Wilde.

Besosssss.

Morgenrot dijo...

Tú, Nuncio, sí lo sabes y no sólo eso, sino que lo observas.

Por supuesto que tu estupidez no es tal, más bien es una inteligente observación necesaria para mejorar el post.

Y si ahora me lo permites tú a mí, te diré alguna "cosilla" que tenía guardada:
- Pocas veces he leído unos datos personales como lo que escribes en tu blog. " Poco ( o nada )que decir sobre elguien que, estrictamente, no existe; o sólo existe en tanto que recordatorio de que no existirá nunca ".
Esta definición denota una inteligencia, sapiencia, sentido del humor y genialidad en suma, que si lo hubiera dicho Einstein sería sentencia de cabecera de muchos.

- " Por si hay alguien ahí " es único en los blogs, tan único como su autor y además me hace reír. Cuánto en tan pocas palabras...

- La frase de Clarice Lispector " Entonces la gran danza de los errores ", elegida por tí, demuestra una exquisitez y elegancia poco comunes , por parte del que lo inserta.

Si todo lo dicho refleja un alma y un cuerpo, o sea, un ser, ese individuo es extraordinariamente fuera de lo normal por su entera belleza, belleza en su término más amplio.

¡ Hala ! quedo satisfecha de haberte dicho lo que llevo dentro. Perdona por la pesadez de esta que lo es, A..., ésto, Morgenrot.

Besos con el alma.

Nuncio Tamallangos dijo...

Querida Morgenrot,

de tan colorado que me he puesto, casi me explota la cabeza! De verdad, de verdad, que no merezco tanto. Gracias.

Besos abrumados.

Bowman dijo...

Pues parece que te estoy haciendo la pelota, A... (digoo Morgenrot), pero creo que tu cuadro tiene colores muy bonitos y agradables.

Bien sé que ahora lo tienes cubierto con una gasa gris, pero sólo tienes que retirarla.

El mío... prefiero no mirarlo. Siempre tengo miedo a las expectativas decepcionadas. Igual espero un Turner y encuentro un grafitti mal aerografiado. Mejor no mirar. El pintor dibuja su obra para deleite (o abominación) de los demás, me digo a mí mismo: Mirar nuestro propio cuadro puede ser considerado un ejercicio egocéntrico para algunos.
Aunque deberíamos a veces hacer un eshaustivo exámen de conciencia de nuestros óleos.

Bowman dijo...

Perdón por lo de eshaustivo.

No es errata, sólo torpeza dactilar o dislexia pero, una vez visto, ya lo había enviado y no podía corregirlo.

(Boy a rebisar: ¿no abré excrito dislesia, por un casual?)

Morgenrot dijo...

Mi querido y maravillosamente espontáneo Bowman.
Me encanta tu dislexia, ja,ja.

Sobre los cuadros de cada uno , a mí me da miedo la observación, lo que no significa que lo haga y analice minuciosamente, una y otra vez. ¿Las consecuencias ?, pues que todo tiene su medida, y yo me paso.

Recuerdo cuando era chica, chica y ví la película , antiquísima, en blanco y negro, del retrato de Dorian Grey. Te aseguro que guardo la gran parte de la película en la memoria. El impacto que me produjo fue enorme. Y me parece que podría tener 5 ó 6 años como mucho.

Y es que " un niño es la mañana del día ".

Que tengas un buen fin de semana y descanses de tanto trabajo. ¿ mira que si te estás quedando con el trabajo que otros no tienen ?.
Cuídate. Te mando mil besos.

El_locomotoro dijo...

Precioso,su lectura me lleno de...
Morgenrot me gusta mucho tu interior.

Morgenrot dijo...

Mi estimado Locomotoro , ¡ Qué me alegra verte de nuevo por estos lares !

Gracias por tu comentario, aunque no esté conforme contigo en cuanto a mi interior.

Ya han pasado meses desde aquella entrada con esa magnífica imagen y tu felicidad más plena reflejada en palabras.

Ahora observo que has cambiado junto con otros el blog, y voy a tener que hacer un esfuerzo por entender a los motoristas, a ver si lo consigo.

Espero que pronto estemos de nuevo en contacto.

Un beso para todos