miércoles, 28 de octubre de 2009

viernes, 16 de octubre de 2009

REFLEJOS


Una avaricia encantadora.
Los niños son como la mañana del día .
Un reflejo de lo que contemplan.

Una corrección sustancial para el adulto. Ese afán de poseer..., ridículo anhelo material que nos aparta de lo valioso.