sábado, 27 de junio de 2009

RECESO


Siempre yendo y viniendo, me pregunto si se trata de ir o de regresar.
Allí está Berlín, siempre Berlín y si la Providencia lo permite , en pocas horas volaré hasta Tegel. ¿ Otra vez en casa ?.
"Mi patria es mi idioma", decía María Zambrano, y yo, española, me siento que marcho a mi casa.
Receso de blog, debo perderme conmigo y en mí, entre tilos e historia, allí, en Berlín...

martes, 9 de junio de 2009

THE LOST WEEKEND

I fought against the bottle,
But I had to do it drunk
Took my diamond to the pawnshop
But that don’t make it junk.

L. Cohen




Mutar la culpa, la magia fáustica de la mentira que encubre, el esclavo atormentado por el elixir destructivo. La vida por la botella y por una botella la misma existencia.

El alcohol colgando por la ventana, el simbolo del hombre bocabajo, en su caída borracha, un principio sin fin, un vicio que no es más que dolor, padecimiento y enfermedad.

La víctima, vencida, empeña, roba y bebe, bebe con el ánsia del poseso. " The bottle" , diversión en la noche y medicina por la mañana. Espiral sin término, final incierto

Una noche, una de tantas de las que paseo por esa televisión hueca sin prestar vista ni oído, apareció un título , una música que raudo me atraen, y con obra de arte en su interior, un presente para cinéfilos, un reflejo de la vida y del alma: " The lost weekend ", de Billy Wilder, 1945, denominada en español, " Días sin huella ". Traslación de la patética realidad al cine, la sustantividad de la embriaguez.