sábado, 22 de noviembre de 2008

" ERRARE HUMANUM EST"


Varios son los elementos constitutivos de un error. El principal es el que yerra, más el error mismo, aquel que lo padece . Una vez cometido queda algo más que afligidos lamentos.
Acaso no haya más doloroso error que el nacido con el puro corazón, cuando nos alejamos de la vida real. ¡ Ay raciocinio por qué nos abandonas a la fatalidad !. La razón dormida, y los sentimientos libres ... no cabe más desventura.
Despierta la razón con un imprevisto guantazo sin manos, merecido y hasta aplaudido, regresa la conciencia. Una serie de desdichas desfilan, al tiempo que experimentas el ridículo en su grado más alto.
Quieres borrar todo, limpiar tus sucias manos y...es inútil. La utopía de uno supone lo insufrible en dos. Es irrealizable la vuelta, irreparables heridas que dejarán sus huellas.
Sólo queda implorar un milagro, suplicar indulgencia, para el que yerra y queda condenado, por su pecado y por su culpa.
El ser está en soledad en un mundo que se ha hecho extraño e inquitante. Y yo pretendo el perdón ajeno suplicándolo...

23 comentarios:

Ego dijo...

Sabes igual que yo que los milagros existen
y que el balsámico poder del perdón
es el que implora nuestro idem
aunque estemos demasiado ocupados en el dolor como para darnos cuenta.
Ánimo con esa soledad,
tú no vas a ser menos que ella.
Un (b)eso

Nuncio Tamallangos dijo...

Querida Morgenrot,

La mayoría de las veces, no hay nada que perdonar. Estoy seguro que ésta, es una de esas veces.

Un beso

Ane dijo...

Ciertamente, errar es humano, pero son los errores de muy diversa índole y por tanto, la corrección no puede ser del mismo tipo para todos. El error inconsciente debe ser perdonado sin más, el error a sabiendas no, requiere un perdón que el causante del error debe trabajar para hacerse merecedor de él. muy buena reflexión y gracias por tus palabras en mi blog. un saludo

Morgenrot dijo...

Ego,

Tus palabras son tan generosas como positivas.
Me recuerdan a una canción que se llama " Esperando el Milagro ", algún día la insertaré, pues tiene una letra preciosa y muy inteligente.

Gracias por los ánimos que ofreces y un besote fuerte.

Morgenrot dijo...

Mi querido y lindo Nuncio,

Tus presagios levantan el ánimo al ser más tumbado que hubiera.

Gracias.

Pienso que las cosas pasan siempre por/para algo, casi nunca son por azar, hasta en el caso de los errores.

El beso más fuerte con todo mi corazón

Morgenrot dijo...

Querida Ane,

Gracias para tí por enviarme tus palabras. Me has hecho pensar con lo de los errores conscientes o inconscientes.

Yo me hundo con todos, pero tienes razón con los inconscientes, a veces una yerra por puro corazón, es doloroso, pero tan honesto, pues te " desnudas " el alma para cometerlo.

Un fuerte beso y estaremos en contacto.

Espero que estés menos líada.

misántropo dijo...

A veces el sentimiento de culpa es pena más que suficiente para el "pecado" cometido.
Sin saber la magnitud del pecado y teniendo en cuenta lo poco que te conozco (o lo mucho que ignoro) intuyo que tu pecado es merecedor del perdón o la disculpa.

En cualquier caso, un abrazo.

misántropo dijo...

Aunque implores el perdón
porque te pesa la culpa
perdóname o disculpa
si te afirmo con tesón

que en la vida los errores
los paga el menos culpable
eso resulta más que palpable
en el texto que ahora expones

el que esté libre de culpa
que tire la primera piedra
¿quién es el que nunca yerra?
¿tú no has recibido una multa?

sé que es pobre consuelo
sé que mis palabras no bastan
a quitar el lastre que arrastran
tus alas de ángel caido en el suelo


Beso

ONDA dijo...

Quizá el error también esté en ocasiones en una falta de comprensión del dañado, en la verdadera intención del que cometió el error.
Y una repeticion serena de lo sucedido nos de una luz a la reconciliación.

Cuídate.

A veces el daño ciega para siempre, pero merece la pena?

Walter L. Doti dijo...

¿Errar? ¿Qué es eso? Para creer que se ha errado hay que creer primero que hay otra cosa que es lo correcto. ¿Y qué sería lo correcto?, ¿para quién?. Lo humano no es errar sino experimentar. Y no se puede culpar a nadie por eso: no tenemos un ensayo de la vida antes de la vida; la vida misma es un ensayo.

Bowman dijo...

Reconocer el error es el primer paso para obtener indulgencia y perdón. Esa es la mecánica ¿verdad?

No obstante, tratandosé de tí, mein liebe Morgenrot, tu pecado será, probablemente, creer (equivocadamente) que has errado.
Estoy convencido.

Küssen

gutiforever dijo...

Hay una escena de una obra de teatro de Moretti,donde el protagonista,un vagabundo le pide perdón a su pareja,también vagabunda,bajo la lluvia con unos versos de Pavese:

Sono un uomo ferito.

E me ne vorrei andare
E finalmente giungere,
Pietà, dove si ascolta
L'uomo che è dolo con sé.

Non ho che superbia e bontà.

E mi sento esiliato in mezzo agli uomini.

Ma per essi sto in pena.
Non sarei degno di tornare in me?

Ho popolato di nomi il silenzio.

Ho fatto a pezzi cuore e mente
Per cadere in servitù di parole?

Regno sopra fantasmi.

(Traducción:
Soy un hombre herido.
Y yo quisiera irme
y llegar finalmente,
piedad, a donde se escucha
al hombre que está sólo consigo.

No tengo más que soberbia y bondad.

Y me siento exilado en medio de los hombres.

Mas por ellos estoy en pena.

¿No sería digno de volver a mí?

He poblado de nombres el silencio.

¿He hecho pedazos corazón y mente
para caer en servidumbre de palabras?
Reino sobre fantasmas.

Lupiáñez dijo...

No hay perdón sin olvido, escuché una vez decir a alguien muy importante.
Y es también cierto que cuando alguien nos hiere, arrancar ese recuerdo es como intentar que un papel arrugado adquiera su forma original. Por eso el perdón de verdad tiene tanto valor. Sin él, no hay no hay remedio apra el que yerra.

Un saludo
Lupiáñez

Morgenrot dijo...

Mi estimado Misántropo:

Tus poemas cada vez son más agudos e ingeniosos. Me encantan, igual que tus palabras, siempre tan positivas.

Creo que una de las peores consecuencias del error es el sentimiento de culpa, pesa como el acero , aunque no a todos por igual.

Espero ir un rato por tu escotilla, donde siempre hay un misántropo poeta y acogedor.

Mil besos

Morgenrot dijo...

Onda,

No sé hasta qué punto merece la pena sentir dolor por el error cometido. Supongo que te ayuda a no repetirlo, pero como dices, depende en buena medida de las circunstancias. Yo, suelo ser bastante exigente conmigo misma, lo que no a todos sucede.

Gracias por tus palabras y un fuerte abrazo

Morgenrot dijo...

Walter,

Sus palabras me sorprenden tanto como las valoro. Para errar hay que creer primero que es lo correcto, pero usted teoriza como filósofo, yo, como jurista, le indico la máxima de que " la ignorancia de la Ley no exime de su cumplimiento ".

Claro que para éllo, en la vida humana debería existir una ley superior, por lo que ante las disquisiciones habidas en este tema, es preferible no entrar en debate, aunque le reconozco que soy muy Kantiana.

Ahora bien, lo que usted afirma es digno de las mejores sentencias de Groucho Marx. Me quedo con que la vida es un ensayo.

Gracias por trasladarme sus conocimientos, estoy encantada con el Sr. Walter, y me permito enviarle un fuerte beso.

Morgenrot dijo...

Mi lindo Bowman,

Yo reconozco el error aunque resulte que lo realizado sea una bondad, y es que siempre hay una equivocación, una pequeña culpa.

Me haces feliz con tus palabras, pero, Bowman, desgraciadamente me equivoco muchas veces , tengo mi genio o temperamento y cuesta no ser "mala".

Te mando un besazo

Morgenrot dijo...

Mi querido Guti;

Me vuelves a sorprender y deleitar una y otra vez. Estos versos son absolutamente magníficos, de una belleza y tristeza que envuelve el corazón.

" He poblado de nombres el silencio"
"Reino sobre fantasmas"

para retenerlos en la mente siempre.

Guti, gracias por traerme la belleza y los pensamientos más profundos.
Sólo puedo ahora enviarte un abrazo muy fuerte, recíbelo.

Morgenrot dijo...

Lupiáñez,

Lo que dices en primer lugar " No hay perdón sin olvido ", puede ser tan certero como trágico, pues la indiferencia es un tema que me parece casi maldito, al que temo. Y olvidar sin indiferencia es muy difícil, aunque el tiempo pone a cada elemento en su sitio.

Dices también que sin perdón verdadero no hay solución para el que yerra, y así creo que es, siempre que el que haya errado siga sintiendo por el dañado.

Gracias por tus inteligentes máximas, un besote.

David C. dijo...

a veces pasa. lo malo es que hay qgente que no le gusta perdonar. l o bueno es que también existe gente que si perdona.

Fair Lady dijo...

Errar es humano Morgenrot y de los errores se aprende y aunque los volvamos a repetir, eso ayuda a que ese error se convierta cada vez más insignificante, hasta desparecer.

Por otra parte, si el mal ya está hecho, no hay vuelta atrás, la única solución es saber pedir perdón y si eres capaz de reconocer tu error y pedir ese perdón, es porque tu personalidad es envidiable y excepcional. Para la mayoría no es fácil reconocer sus errores, se sienten menospreciados si lo admiten, bueno, eso creen ellos. La cuestión es saber perdonarse primero uno mismo, el resto viene solo.

No te comas el coco con ello, cuantas más vueltas le des, peor será, ábrete y pide lo que tengas que pedir o di lo que tengas que decir, puede que incluso te sorprendas.

Un beso enorme Morgenrot

Morgenrot dijo...

David,

Creo que el perdón total es casi imposible, al menos para los que tienen memoria, siempre queda una mancha, aunque al perdonar, uno ignore ese borrón.

Un abrazo

Morgenrot dijo...

Mi queridísima Fair:

Eres un cielo, vaya por delante. Animas tanto a los demás y tienes un halo positivo envidiable.

Quizás mi problema sea que la que no me perdone sea yo, y que ,como bien dices, le doy muchas vueltas a la cabeza.

Gracias. Un beso fortísimo