jueves, 6 de noviembre de 2008

EL MENTIROSO


Cuando creo percibir que alguien me dice lo contrario de lo que sabe, cree o piensa, automáticamente me pongo en guardia, cierro mi interior protegiendo mi sensibilidad, paso a actuar como en un teatro y huyo.
Huyo, huyo..., me alejo, me aparto...¡ qué desazón !.
.
Y después..., la duda. Debo otorgar espacio y tiempo a mi espíritu a fin de poder llegar, si llego, a un juicio cierto.
.
¡ Maldito el momento en que la mentira se hace palpable !.
¡ Maldito el engaño !, angustía de vivir. Me han disfrazado la realidad, para manipularme. ¡Qué falta de consideración al prójimo, cuando el respeto se ausenta !.
.
Así es la mentira, es un disfraz de la verdad, la intención de manipular a otro. Pero con pies cortos, su camino pronto se estrecha, tras ser alumbrada se destruye la confianza.
Es la traición.
.
¡ Cuidado, amigo, en tu camino !, no use el engaño , ni permita ser víctima de la patraña , pues
" el que engaña en lo poco, engaña en lo mucho ".

30 comentarios:

gutiforever dijo...

Hay mentiras y mentiras.
Como en Johnny Guitar;

Johnny: ¿A cuántos hombres has olvidado?
Vienna: A tantos como mujeres tú recuerdas.
Johnny: ¡No te vayas!
Vienna: No me he movido.
Johnny: Dime algo agradable.
Vienna: Claro. ¿Qué quieres que te diga?
Johnny: Miénteme. Dime que me has esperado todos estos años. Dímelo.
Vienna: Te he esperado todos estos años.
Johnny: Dime que habrías muerto si yo no hubiese vuelto.
Vienna: Habría muerto si tú no hubieses vuelto.
Johnny: Dime que aún me quieres como yo te quiero.
Vienna: Aún te quiero como tú me quieres.
Johnny: Gracias (bebe un trago de whisky). Muchas gracias.

Idea dijo...

Morgenrot, comparto contigo esa aversión a la mentira cuando se funda en la voluntad de engañar al otro, luego, como escribió Onetti: “ Se dice que hay varias maneras de mentir; pero la más repugnante de todas es decir la verdad, toda la verdad, ocultando el alma de los hechos. Porque los hechos son siempre vacíos, son recipientes que tomarán la forma del sentimiento que los llena.”
Un beso

Alfaraz dijo...

Y también...cuando sabes que es mentira lo que te están contando en ese mismo momento, siempre puedes tener la caridad de callarlo y pensar simplemente que estas frente a un imbecil.

Es como un triunfo silencioso.

.

Aguabella dijo...

MORGENROT

No puedo con la mentira, prefiero mil veces que me digan la verdad aunque me duela, a que me mientan y me hagan creer en algo que no existe.

No me gustan las mentiras en en broma.

Un beso guapa

Miguel dijo...

totalmente de acuerdo con vos!

Saludos

Peggy dijo...

Afortunada si sabes cuando te mienten ...es una parte de la intuicion nada desdeñable

Ane dijo...

Totalmente de acuerdo contigo. A mi me engañaron hace dos años, fue una gran mentira que me destrozó la vida en ese momento y me ha costado mucho rehacer mi vida. No soporto la mentira. Vuelvo a leerte después de meses por temas varios, espero ponerme al dia porque veo que has posteado cosas muy interesantes. un saludo de vuelta.

Nube Negra dijo...

Lo peor es que aún hay quien piensa que una mentira repetida acaba siendo verdad.

Lo que sí es cierto es que me alegro de haber dado con un alma germanófila y de que me enlazara a sus favoritos.

Balzac dijo...

Me encanta tu forma de pensar y, de penar; me encanta tu forma de escribir y, de describir.-
Enhorabuena.-

ONDA dijo...

Yo tampoco soporto la mentira lo más doloroso es cuando un cliente miente a su propio abogado, en ese caso mejor no continuar con el encargo profesional.

Cuidate querida amiga y salvo necesidad borra al mentiroso de tu mapa de amigos.

Morgenrot dijo...

Guti, ¡ Qué fantástico diálogo !, ¡ me encanta !.

Eso no son mentiras, es un entendimiento maravilloso. No me acuerdo de la película- y debe ser bastante buena- pero esa pareja debe tener un final feliz.

No parece haber una pasión apabullante, pero un sentido práctico de la vida de pareja que ya quisiéramos...

Gracias porque me has hecho reír, y si te sabes el diálogo de memoria , ya te debo dos monumentos, uno en Roma y otro ya veré...

Besos y gracias de nuevo por ese ratito de felicidad que nos has ofrecido.

Morgenrot dijo...

Idea, lo que has comentado añadiendo la cita de Onetti, me ha dejado un rato pensativa, y aún lo estoy.

Creo que voy a memorizarla, lo de " los hechos son siempre vacíos, son recipientes que tomarán la forma del sentimiento que los llena ", " ocultar el alma de los hechos ", es una realidad en la que nunca había hurgado.

Es de las ideas más profundas e inteligentes . Necesito pensar en éllo.

No sabes cómo te agradezco tu aportación, Idea. Eres tan brillante...una fuente clarificadora y "moviente" de la mente.

Gracias de corazón. Besos de quien no olvidará este presente.

Bowman dijo...

No sé por qué, pero tu entrada sobre la mentira me trae a la memoria el libro "San Manuel Bueno, mártir", de Unamuno. ¿Lo has leído? Seguro que es el típico que, si lo leyeramos tú y yo juntos, nos tiraríamos horas comentando (el simbolismo del paisaje, el párroco carismático, la lucha entre la creencia y el laicismo, la conversión de Lázaro no se sabe si al catolicismo o al Don Manuelismo...). Si no lo has leído te recomiendo que lo hagas (como alguien y tú comentábais en otra entrada, la edición de Cátedra —la que tengo— es impresionante. El ensayo que incluyen siempre al principio es casi siempre tan fascinante como las obras, o más).

Bueno, no quiero enrollarme. Simplemente me acuerdo de todas las disquisiciones que se realizan allí sobre la mentira piadosa.

Como casi siempre te regalo alguna confesión, ahí va la de hoy:
Soy el típico mentiroso por omisión. No digo lo contrario de lo que pienso, pero a veces me lo callo. ¿Silencio piadoso?
Claro que, en conversación contigo, como ves, todo sale al exterior con sospechosa facilidad.

Küschen mein Freundin

misántropo dijo...

Sé que suena un tanto cínico pero siempre que se trata este tema recuerdo una cita (de cuyo autor no puedo acordarme) que decía: "El que no haya mentido nunca que nazca".

Beso cierto

gutiforever dijo...

Morgenrot, esta es la escena de la película que te mencionaba.
Es un clásico, con una marvillosa Joan Crawford y un no menos formidable Sterlyng Hayden.

Morgenrot dijo...

Alfaraz, mi estimado y sensato amigo,

Suelo callar , por caridad, aunque esté segura de la patraña. Pero el dolor viene si la persona que te miente es de tu entorno. En ese caso, callas primero, hablas después y sigues pensando que el fin no justifica los medios. Se cede con amor, pero también con pena.

Un abrazo,

Morgenrot dijo...

Aguabella, gracias por visitarme.

Creo que a medida que vamos madurando más la aborrecemos.


Un beso muy fuerte

Morgenrot dijo...

Miguel, bienvenido a mi blog.

Ya he visitado uno de los tuyos.

Me alegra que se sea consciente del mal de la mentira, es una forma de combatirla.

Saludos cordiales

Morgenrot dijo...

¡ Hola , entrañable Peggy !

Sabes que hay personas que suelen tener ese sexto sentido al que llaman intuición. Pienso que es un grado alto de percepción y sensibilidad.

Quizás los que tengan esa percepción diferente sufran más por la realidad que abruma...

Besos fuertes, Peggy

Morgenrot dijo...

Ane , ¡ qué alegría me das !. Te he visitado muchas veces y he visto que estabas "parada", lo que no me extraña pues me informaste que andabas muy líada.

Ahora veo que has vuelto. Espero que no te encuentres agobiada. Cada vez soy más consciente que parte de nuestra forma de vida es debida a nuestros actos y pretensiones. Nos creamos necesidades y terminamos en una especie de " cárcel " inútil y angustiosa.

Como me dices que has vivido una gran mentira, tu sí que puedes hablar con propiedad del sufrimiento que produce a quien la padece. Y sin ambargo, estamos rodeados de mentiras.

Ánimo y besos. Ya nos leemos, ¿vale ?

Morgenrot dijo...

Nube Negra, bienvenido.

Ya te he envíado el correo en contestación del que me remitiste.

La sentencia que ahora parace darse tanto en nuestra realidad, de una mentira muchas veces repetida, acaba siemdo verdad; me recuerda a esa de " difama, que algo queda ". ¡ Cuánto daño se puede hacer mediante la palabra !

Gracias y saludos más que afectuosos. " Licht, mehr Licht"

Morgenrot dijo...

Estimado Balzac, ¡ Bienvenido !

Gracias mil por tanto piropo, menos mal que soy algo incrédula, más bien, realista y creo que sé de mis muchas limitaciones. Pero a nadie le amarga un dulce.

Te he enlazado para poder visitarte.

Gracias y afectuosos saludos

Morgenrot dijo...

Onda, yo también soy de derecho.

Por mi experiencia, es difícil que un cliente no mienta en algo. Tienes que estar en guardia y con todos los sentidos y la mente puesta en lo que ves, escuchas, cómo habla, hacerle repetir determinadas afirmaciones ( así se pillan a muchos, por la falta de memoria ). En definitiva, un buen abogado debe ser un gran psicólogo, para saber a quién tienes ´como cliente y como debes plantear el caso. Todo éllo lo debes saber mejor que yo, que no me dedico ahora al ejercicio.

Tienes mucha razón , algunos es mejor dejarlos marchar.

Gracias y besos

Morgenrot dijo...

Bowman, mein Freund.

¡ Es uno de mis libros favoritos !, creo que de lectura obligatoria, y por supuesto de la edición de Cátedra. Dicen los entendidos que es la mejor novela de Unamuno.

Hace muchos años que lo leí, pero lo guardo en mi memoria. El protagonista, era un auténtico Santo, con bondad infinita. Unamuno refleja su confusión entre razón y fe en este libro. El autor quería creer y no podía.

Creo que Don Manuel no mentía, pues de alguna manera estaba convencido de que había que creer y que era lo mejor. En su interior luchaba la no creencia con la idea positiva por el creer, según la distinción filosófica entre idea y creencia.
No era mentiras piadosas, eran aplicaciones racionales a su ideal de vida.

Seguro que en lo que estamos de acuerdo es en lo maravilloso de este libro, de lo mejor de la literatura española. Y como te dije ayer, con recuerdos para ese entrañable personaje de " Blasillo el bobo ".

Sobre el callar sobre lo que uno piensa, recuerdo lo que me repetía mi abuelo una y otra vez:
"¡ en boca callada no entran moscas !", supongo que ésto es prudencia, no manipulación de la realidad y de otra persona.

Gracias por tu hermoso comentario, eres un cielo, Bowman.
Besos

Morgenrot dijo...

¡Hola!, apreciado y realista Misántropo.

Buena y bella frase nos traes. Creo que es de las primeras cosas que aprendemos de niños, andar, hablar y mentir para conseguir lo que queremos.
Yo he mentido, y no me reprimo el " mea culpa". Sin embargo, la vida te va puliendo, enseñando, y vas adquiriendo tus valores, tu forma de pensar y, por ende, de actuar. Con el desarrollo del ser humano aprendemos lo que hace daño y lo que no, lo bueno y lo malo.
Y aunque difícil, es menester no mentir en el sentido que le he dado en el post, que es supuestamente la mentira, la que daña.

Sabes que relato sensaciones que me producen las acciones, con el fin , quizás, de desahogar , de desquite, y puede que de mejora de uno mísmo.

Una que bien te aprecia, y tu lo sabes, besos

Morgenrot dijo...

Guti, ¡ Maravillosa, maravillosa escena !, tengo que buscar esa película.

La Crawford, en el final de la escena, rompe con la supuesta docilidad , de la misma manera que le miraba mientras " le mentía ", que creo que no le mentía.

Esa peli la tengo que ver.

Guti, gracias mil por regalarnos a todos el broche perfecto para " El mentiroso ".
Un beso con el alma

Marta Salazar dijo...

toda la razón!

saludos!

David C. dijo...

Hay tantos mentirosos, que aca mientras escribo, estoy viendo un par.

Morgenrot dijo...

David C.

Todos lo somos, por eso intento no caer en ese maldito vicio.

Un afectuoso saludo

Morgenrot dijo...

Marta,

La mentira es tan vieja como el hombre.

Horrible.

Besos