sábado, 13 de septiembre de 2008

"LA MARAVILLOSA HISTORIA DE PETER SCHLEMIHL"




Como otras muchas veces, desde que te leí, mi querido Peter Schlemihl, hoy he vuelto a mirar mi sombra para cerciorarme que aún está conmigo y no he sufrido disección alguna, que el viejo gris no ha llegado a mi vida y que la soledad es un camino a elegir.

Si no rememoro tu historia, habrá alguno que no nos comprenda y, como tu vida es merecedora del libro que Adelbert von Chamisso escribiera sobre tí, quisiera hoy homenajear al autor, al libro y al personaje que tu representas.

Supones la visión diferente del pacto demoníaco, pues von Chamisso te otorgó trayectoria desigual a la del Fausto. Tu, joven, tímido e inexperto, sin fortuna , tanto que podías " quebrarte la nariz aunque cayeras de espaldas " apeteciste las riquezas mundanas, la vida social y el poder que el oro otorga. Eras la víctima deseable de satanás, y sin que te percataras, con lucifer transformado en viejo de gris vestido, pactaste tu destino. Él te pidió tu sombra a cambio de la bolsa que da oro inagotablemente. Poca resistencia pusiste, para el lastre que sobre tí cayó.

El fascinado Schlemihl escoge la bolsa de los deseos y enseguida surge el momento magnífico en el que el anciano gris se arrodilla y, con admirable habilidad, desprende de la hierba tu sombra, de la cabeza a los pies, la levanta, la enrrolla, la dobla y la guarda en el bolsillo.




Acontece rápido que todo el Mundo advierte que Schlemihl no tiene sombra y tu, encantador Schlemilh, eres objeto de burlas y aborrecimiento. Ocurre a partir de ese momento que adquieres una aparente existencia privilegiada que el dinero concede , pero ¡ ay de tí !, es míserable en los sentimientos, solitaria a causa del sombrío secreto que te consume.

Perdiste la sombra, la posibilidad de la luz, la patria, quedaste dividido en lo corpóreo, pero nunca dejaste escapar tu alma.

Querías amar y ser amado, y tu ser ya marcado y condenado rebosa de amor hacia la muchacha pura e inocente . Tu conciencia se revuelve en remordimientos, y élla intenta penetrar en tu secreto:

" ¡ Si eres infortunado, úneme a tu miseria, para que te ayude a soportarla ! "


Y tu, Schlemilh no puedes más que confesar los versos más bellos y tristes:

" Me dices que te lo cuente,

y me lo pones tan difícil,

te miro y tiembla todo mi ser "

Terminas huyendo del hombre, de la sociedad, nunca regresarás a esa sociedad y nunca recuperaste tu sombra. A cambio de la pérdida de la posible felicidad burguesa, el azar te transfiere a la Naturaleza y pones tu vida al servicio de la ciencia. Realizas colosales viajes por todo el orbe , descubriste tierras inexploradas y pusiste al servicio de la humanidad numerosos hallazgos en botánica y zoología, y tomaste las debidas medidas para que , una vez murieras, tus manuscritos reposaran en la universidad de tu amada Berlín.

No quiero despedirme, amigo que tanto me has enseñado, sin recordarte algunos párrafos de la carta que un día te escribiera tu autor , tu adicto y alter ego Adelbert von Chamisso, ya en el ocaso de su vida:

" La sombra, quisiera preguntar, qué es eso,
tal como tantas veces a mí me preguntaron,
y cómo es que este mundo tan bellaco
no deja de tenerle súblime estimación.
Han amanecido diecinuevemil días sobre nuestras cabezas
trayéndonos sabiduría,
y nosotros, que hemos dado ser a las sombras,
vemos hoy a los seres como sombras desfigurarse.

Berlín, agosto de 1834. "

27 comentarios:

misántropo dijo...

Tu sombra es la luz que te desvela,

tu caja de Pandora,

vigila bien tu sombra ya que cela

tu verdad devastadora.


Beso sombrío

Joaquín dijo...

Hola, Morgenrot, pasaba a saludar... ¿Sabes a qué personaje me has recordado con esta historia del hombre que vendió su sombra? A Pan Tau... ¿Te suena?

Un cordialísimo saludo,

Joaquín.

Nuncio Tamallangos dijo...

Querida Morgenrot,

impresionantes las líneas de la carta de Von Chamisso. Tomo nota de la obra, para cuando acabe aquel que tú ya sabes ;-)

Besos

Marta Salazar dijo...

excelente!

te pondré un link!

Morgenrot dijo...

Misántropo, perpleja quedo ante la belleza que en poema expresas.

Al alma me ha llegado lo de " tu verdad devastadora ".

Para tí, poeta, te dedico un verso de Esprondeda, pero ojo! que el trovador Misántropo siga creando en su escotilla.

"Ya el sol esconde sus rayos,
el mundo en sombras se vela,
el ave a su nido vuela.
Busca asilo el trovador"

Gracias y besos con alma devastadora.

Morgenrot dijo...

Joaquín, no me sonaba y he buscado información sobre el personaje. Según he leído se trataba del protagonista de unos dibujos animados de finales de los años sesenta. Hombrecito con sombrero de hongo que empequeñecía y se hacía chuquitín, chiquitín.

Debía ser bonito . Me encantan los dibujos animados y lo bueno del realismo fantástico .

Gracias por haber hecho que, una vez más, aprenda contigo.
Un fuerte abrazo, Joaquín.

Morgenrot dijo...

Nuncio, es hermoso, Sí.

Se nos acumulan los buenos libros a leer y quisiéramos abarcarlos todos. Cuando hay curiosidad innata y deseos de belleza, suele pasar. Es una hermosa pretensión, pero que ¡ requiere tanto tiempo !

Un abrazo cómplice y con coincidencias

Morgenrot dijo...

Gracias Marta.

Tu sí que eres excelente.

Un millón de besos y te busco en "Historias de Alemania " o cualquiera de tus otros maravillosos Blogs.

Küsse

Bowman dijo...

Otra buena sugerencia, mein Freundin.

Voy escribiendo la lista. Me pasaré por la Casa del Libro un día de estos.

Großen Küssen

Aguabella dijo...

MORGENROT

Todo buen consejo es bien recibido.

Me ha gustado lo que he leido.

No sabes como me alegra verte.

Un besito reina

Natalia Pastor dijo...

Una historia fascinante.
Me apunto el libro a mi lista de "pendientes".
Saludos.

Alfaraz dijo...

Muy bonita la historia que apuntas, y muy bien resumida, Mrgrt.
No conocía ni al personaje ni al autor, del que no se si tendrá algun parentesco con el Defensor del Pueblo andaluz.

.

MUY SEÑORES MÍOS dijo...

Para que digan que no hay belleza en las sombras.

ANA DE LA ROBLA dijo...

Maravilloso ese personaje, siempre ha estado entre mis favoritos, quizá con el Soldado Schweijk.
Beso resurgente desde mi norte, hermosa.

Bowman dijo...

Ana dela Robla... ¡Muchas gracias!

Precisamente andaba buscando ese libro, Las aventuras (¿desventuras?) del soldado Schweijk, y no recordaba el nombre. Iba a preguntárselo a Morgenrot y, mira por dónde, apareces precisamente aquí y lo nombras.

Lo dicho, Gracias

Leznari dijo...

Perdiste la sombra, la posibilidad de la luz, la patria, quedaste dividido en lo corpóreo, pero nunca dejaste escapar tu alma.
Esta frase me ha encantado, pienso si en realidad todos creemos tener sombra, acaso alguna vez nos hemos puesto a persiguirla para saberlo?
Muchos besitos Mon.
LEZ

Querías amar y ser amado, y tu ser ya marcado y condenado rebosa de amor hacia la muchacha pura e inocente . Tu conciencia se revuelve en remordimientos, y élla intenta penetrar en tu secreto.
Porque se revuelve en remordimientos, acaso no sabe que la muchacha le ama?

Morgenrot dijo...

Alfaraz, con tu ingeniosa posibilidad de parentesco con el Ombudsman andaluz, me has regalado unas cuántas de carcajadas...

Saludos con ese humor irónico que luces de vez en cuando

Ane dijo...

No conocía esta historia, espero tener tiempo en algún momento y mirar. He leído tu comentario en mi blog, te mando mañana mail y te explico cómo cambiar, perdón por el retraso pero el trabajo me tiene muy liada. un beso

Morgenrot dijo...

"Muy Señores Míos",¡ bienvenido !;

Hay belleza en las sombras y las nuestras pueden tener múltiples significados. El concepto de sombra puede llegar a ser tremendamente poético.

Te aseguro, que desde que hace años que leí este libro, aún no se me ha olvidado mirar mi sombra en esos días de pleno sol. Parece una niñería, pero así es.

Espero que nos encontremos pronto.
Saludos

Morgenrot dijo...

¡ Qué felicidad por tu resurgir !

¡ Cómo llegamos a añorar a nuestros allegados de la red !, tanto como en la vida real. Es más, a veces la frecuencia de contactos es mayor con los amigos "virtuales".

Aún tengo pendiente, mi querida Ana, de leer las aventuras del soldado Schwejk; libro que estoy casi segura de que me encantará.
Tu comentario y el añadido de Bowman han avivado mi curiosidad de entrar en dicho personaje.

Con mi mayor alegría por "verte" de nuevo, Ana, un millón de besos.

Morgenrot dijo...

Lez, me complace tus comentarios .

Sí miro a ver si tengo sombra e incluso he llegado a perseguirla, es decir, a perseguirme a mí misma, como una chiquilla ...

Se revuelve en remordimientos porque no es capaz de decirle la verdad que su amada le reclama. Sabe que nunca podría hacerla feliz y , de hecho, cuando el padre de élla, conoce la desventura que acontece a Schlemilh, textualmente indica:

" ni a un perro le falta la sombra"

Saludos con hermosas sombras.

Morgenrot dijo...

Muchas gracias Ane.

Conozco largos periodos de estar "sobrepasada", querer "pintar el tiempo" y a la larga, es la cadencia natural de las cosas las que terminan "pintándote a tí ".

No te apures, cuando buenamente te venga bien, me lo haces saber.

Tranquila, que todo pasa y todo llega.
Reitero mis gracias y te mando un beso fuerte

ANA DE LA ROBLA dijo...

Morgenrot, siempre es tan dulce venir por aquí no sólo por tus textos, sino también por tu trato exquisito. Un fuerte abrazo, desde el corazón.
Y, si me permites abusar, un afectuoso saludo para Bowman por su agradecimiento a mi cita. Espero que el soldado aparentemente inocente, irónico e inteligentísimo realmente, le guste. Seguro que sí. Tenéis una edición maja en un solo tomo en Destino.

Morgenrot dijo...

Ana, gracias siempre a tí, por todo lo bueno que nos aportas desde tu hermoso y repleto interior.

He anotado con todo mi cariño la editorial que me citas , lo que me impulsa a localizar rauda el libro.

Un fuerte abrazo

ANA DE LA ROBLA dijo...

Morgenrot, mejor aún: acabo de enterarme de que ha salido ahora mismo una edición nueva en Galaxia Gutenberg que parece preciosa. Es un poquito más cara (23 euros) que la de Destino (16 euros), pero parece merecer la pena. Beso grande, amiga.

Morgenrot dijo...

Agradecida quedo, Ana, de tu nota de última hora...

Apunto debidamente.

Pronto iré a mi librería habitual a arruinarme un poquito, como cada vez que voy, y llevo apuntado a Schwejk.

Un abrazo con gracias mil por tu molestia.

zoraida999 dijo...

Muy interesante......sigo