miércoles, 18 de junio de 2008

VIDAS SECRETAS


Obviamente , no me llamo Morgenrot, pero sí su traducción.

Tampoco soy, la que aparece en el cuadro de Botticelli, Flora ; pero me doy un cierto aire a élla, algo más delgada, de cuello más esbelto - sí, por qué no decirlo -, de ojos más pardos y más de mi época. No obstante, nos parecemos.

Este blog es de una persona que quiere pasar por el absoluto anonimato y desconocimiento .

La que escribe, soy yo. La que siente y piensa lo que expresa soy yo.

Demasiadas pistas para querer mantener la incógnita, pero esa premisa es condición sine qua non para que mis blogs existan.

Fue en Noviembre pasado , cuando otro autor anónimo de blog, me animó a crear mi propio espacio. Así lo hice, y aunque a veces pienso en dejarlo , me puede la necesidad de expresarme sin que se sepa que soy yo, sino un ser vivo más de este planeta cargado de luces y de sombras.

Dentro de cada uno de nosotros se esconde NUESTRA VIDA SECRETA , aquélla que vamos elaborando desde que nacemos, lo que pensamos, creemos y sentimos y no expresamos; y también lo que nos sucede y no contamos.

Si hacemos una revisión de todo este acontecer tapado, podríamos escribir libros. Pero no queremos que nadie sea partícipe de nuestra íntegra realidad.

¿ Es mentir por acción u omisión ?. No , es crear y perservar tu necesaria intimidad , y digo necesaria porque es patrimonio de cada ser humano.

Desde la niñez, guardamos frustraciones, complejos, realidades avergonzantes, amores y sobre todo los prohibidos. ¿ Quién no tiene o ha tenido un amor prohibido? y lo lleva en su interior en secreto hasta , por supuesto, para la persona amada. Odios, manías, añoranzas , deseos, sonrisas falsas, equivocaciones, miedos ...

Nada es simple en nuestra vida privada. Y uno está sólo en verdad, y siente el corazón frío.

20 comentarios:

Nuncio Tamallangos dijo...

Querida Morgenrot,

Prepárate porque voy a decir una tontería de las mías, pero ya tenemos confianza (y el anonimato también me protege a mí ;-)). Fíjate que yo creo que el que escribe en el blog, el que lee tus textos y te deja comentarios es Nuncio, o sea yo, que existe aunque a veces sólo sea durante unos minutos al día. El otro, el que paga facturas y va a trabajar en coche cada día, ese, no es Nuncio, pero también existe. Y yo creo que soy los dos aunque no nos solapemos nunca. (Me parece que no se ha entendido nada).

Vamos, que no mientes. Creo.

Pero bueno, como es tarde y todavía estoy en el trabajo, pues mejor lo pienso de nuevo mañana, que quizá lo vea diferente.

Un beso de uno de mis dos yoes.

Bowman dijo...

Somos todo, todas nuestras facetas, pero algunas nos vemos obligados a esconderlas en según qué ambientes. Es bueno tener un espacio donde poder darle salida a las facetas escondidas, para que no adquieran moho y una pátina de polvo.

También hay gente que conoce a ambas personas, la de la calle y la del blog. Al menos en mi caso (pocas y muy bien escogidas). Por lo que el anonimato no es completo. La desnudez del alma en estos casos también tiene su emoción (como la desnudez física, que no prodigamos pero que, en momentos y lugares escogidos, es vergonzosa y agradable a la vez, pues nos mostramos tal como somos, diríase que alcanzando cierta plenitud emocional, al liberarnos de lastres y ataduras).

Fair Lady dijo...

Nuncio, te entendemos perfectamente:-)

Por ello, meine liebe Morgenrot, aunque escribe Fair Lady lo hace siempre con el pensamiento, el conocimiento y el corazón de Ana, soy lo que lees, soy lo que escribo. ¿Mis secretos? me los guardo, como dices, eso es íntimo y personal y no por no hacerlo público estoy mintiendo, simplemente me reservo ese apartado.

Un beso enorme

Capri c'est fini dijo...

Pues la Flora de Botticelli es una grandísima máscara para relacionarse... al fin y al cabo yo soy sólo una gruta en una isla perdida en el Mediterráneo. Entiendo perfectamente lo que dices, incluso, lo que dice Nuncio, pero no dejas de ser tú nunca, ni cuando te disfrazas dejas de serlo. Un saludo.

Joaquín dijo...

Morgenrot, en vez de andarme por las ramas, te voy a dar una definición improvisada de blog: "mensajes para conocer a desconocidos".

Morgenrot dijo...

Nuncio, no sé cómo lo haces pero consigues de mí una sonrisa y en este caso, me siento como si me hubieran regalado una rosa.

No me preguntes por qué, no es racional, supongo.

Tu comentario me ha recordado a la película Zelig de Woody Allen ( si no la has visto, te la recomiendo ).

El Nuncio que ayer trabajaba y escribía en mi blog , eres tú, desdoblado por tus circunstancias.

Nos envolvemos en el anomimato que nos permite decir algo más de nosotros y que no diríamos en otras circunstancas, p.e lo de la rosa.

Un beso de mí, conmigo y todas mis facetas, y muy hondo.
Gracias por la rosa.

Morgenrot dijo...

Mi apreciado Bowman, lo que tu propones es para mí una especie de utopía, pues desde niña he sido muy independiente y cerrada.

A veces, quisiera hacer un hueco en un árbol o en la arena y contar a gritos secretos que con el tiempo, se vuelven veneno.

Quizás , con el blog , algo pequeño sale de mí, pero muy pequeño.

Muchas gracias por el afecto que siempre muestras en todos tus comentarios. Debes ser , lo que se dice, un gran hombre bueno.

Ya sabes que te aprecio y mucho.

Un beso con el alma.

Morgenrot dijo...

Fair Lady, mi apreciada amiga.

Te recomiendo , y a todos, el blog de Nuncio, es simplemente maravilloso, todo alma, todo ser, todo humano y muy diferente.

Lo difícil es mantener el equilibrio entre lo que guardas y lo que no. Me parece que tú lo haces perfectamente, quizás a mí me cueste algo más.

Un besazo con todo el cariño

Morgenrot dijo...

Capri, yo también tengo una gruta secreta , en el Atlántico, pero cerca ya del Mediterraneo.

Allí paso horas mirando al mar y esa soy soy, la misma que cuida de su familia, que piensa, que ama, que odia, y que esconde .

Pero, esa soy. Por cierto, al igual que a todos, os recomiendo una visita a Nuncio.

Muchas gracias por tu inteliente comentario y por ser como eres.

Un beso con el corazón en la mano.

Morgenrot dijo...

Mi muy estimado y sapentísimo Joaquín;

En pocas palabras, sentencias.

Tu máxima definitoria de los blogs me parece de diez. Creo que deberías hacerla tuya en tu blog, que es blog de élite y de seguimiento obligado, por la calidad de tus razonamientos, la cultura que nos aportas y la humanidad que desprendes.

Para patentarla.

Un fuerte beso de quien sabes que te aprecia y admira.
Gracias, mi buen Joaquín.

Joaquín dijo...

Abrumado estoy, Morgenrot... (¿pero no será la imagen que quiero proyectar, como bien explicas en este post?).

Tienes la gran virtud de sonsacarnos tocándonos la fibra sensible...

ANA DE LA ROBLA dijo...

Hermosa, tengo la sensación de que atraviesas una etapa compleja, una etapa en la que estás cuestionándote a ti misma, incluso alguno de tus sentimientos más frecuentes en tu entorno habitual. Nuestra vida secreta es en realidad nuestra vida, solo eso. Las vidas no necesitan exponerse en un escaparate para ser, aunque es cierto que cada mirada las hace brillar con matices diferentes. Tu vida, tus vidas, son todas tú, aunque quizá haya miradas que te hagan dudar, tambalearte. Reponte, y viaja confiada y pausadamente con tu equipaje: "nada que declarar", por supuesto.
Un abrazo y un beso, por si te sirven.

Ego dijo...

Nada de corazones fríos, querida amiga virtual. El corazón que esconde algo jamás estará frío. Tiene que atesorar calor, está salvaguardando algo. Es una incubadora.
Claro que nada es simple. He ahí la gracia.
"La razón cree, el corazón conoce".
Me lo ha dicho un sabio, y creo que lo pondré de titular más de una vez. Aunque no cuadre.
Un (b)eso!

zocadiz dijo...

Sí, en la realidad estamos sólos. No hay nadie más que nosotros mismos. Los demás nos aligeran pero nunca te acompañan completamente.

Morgenrot dijo...

Joaquín, proyectas lo que eres y de lo que eres, lo que cada uno vemos en tí.

Aquí me permito decir con más claridad lo que pienso y siento, y sobre lo que comentas de las fibras sensibles, te lo agradezco, y es posible, pues la sensibilidad es una de mis características más acusadas.

Me marcho fuera, de viaje y ya de vacaciones.

Te deseo lo mejor en este verano.
Un fuerte beso de todo corazón.

Morgenrot dijo...

Mi querida Ana:

¡ Diana !.

Estoy en catarsis, no sé lo que durará.
De momento nos vamos de viaje. " Sin nada que declarar "

Espero regresar con las maletas más vacías y ligera de mente.

Lo mejor para tí y los tuyos en este verano, sabes que te aprecio y mucho.

Un beso con toda el alma, "maestra".

Morgenrot dijo...

Querida Ego:

Cuando te va a entrar fiebre, el primer síntoma es el escalofrío. Será eso por lo que siento el corazón helado, pero está demasiado lleno.

Me ha gustado especialmente tu frase de la creencia de la razón y del conocimiento del corazon. Es muy buena y parecida a aquella de Pascal que decía " el corazón tiene razones que la razón no conoce" .

Me voy de viaje, de vacaciones, espero venir renovada positivamente. Y te deseo lo mejor para tí. Llegará la vuelta y buscaré a Ego, mi estimada surrealista.

Un fuerte beso

Morgenrot dijo...

Zocadiz,

Una vez me dijo una viejecita de más de 90 años, " hija, cuídate tú, porque en la vida nadie mirará por tí "

No se me olvida, me tomó las manos y las abrazó.

Son situaciones que te hacen pensar y que en la vida, a veces, se producen hechos que hacen que te acuerdes de la frase de mi viejecita.

Nos vamos de vacaciones, te deseo lo mejor para este tiempo y como se dice en alemán " bis bald " - hasta pronto-.

Un fuerte beso desde España.

Peggy dijo...

Es bueno que cada uno guarde los secretos ...pero a veces hasta se nos esconden a nosotros mismos :)

Morgenrot dijo...

Peggy, están en lo que forman nuestro subconsciente, que es más poderoso de lo que creemos.

Un cordial y afectuoso saludos desde mi escapada.