lunes, 5 de mayo de 2008

ELOGIO AL LECHO DE DOS.


Los hogares, espacios que los humanos creamos desde tiempos inmemoriables, como los mochuelos su olivo, nos aislan para unirnos en un desarrollo particular, dentro de la sociedad.
Una casa habla de la familia que la habita, nos ofrece muchos datos sobre las circunstancias sociales y personales.
Hay casas con orden, en otras reina el caos; unas acojedoras, otras frías como témpanos; algunas de exquisita decoración, otras horripilantes; minimalistas o barrocas; llenas de cultura o abarrotadas de telebasura ; grandes o pequeñas; limpias o turbias; soleadas o umbrías; tristes o alegres; tranquilas o ruidosas; viejas ruinas y otras llenas de ilusión ; unas de vaso lleno y otras vacío...
Pero de las casas si hay un lugar sagrado ese es el lecho. El lecho de dos. La cama que une, que inicia el tejido, la de susurros y procreación, de risas y lamentaciones, de congoja y abatimiento, de nuevos despertares. La milagrosa cama de la pareja - ¡ qué milagro de la natura !-, y qué esfuerzo continuar y alimentar el milagro.

El nido comenzado, el nido trabajado, el nido terminado, el nido habitado, vivido, complacido, útil. ¡ No dejen caer el nido!.
Es el lecho en el que los hijos se acurrucan y arrullan como gatos . Dónde yaces como un ovillo entre edredones y amohadones, entre ilusiones y pérdidas, entre el amor , la pasión y el devenir. El lugar de la salud y la enfermedad. De caricias y patadas.
Misterio de la convivencia, la cuna de lo mejor y, a veces, de lo peor. Enigma , porque para ser tal, deben habitarlo las dos personas , requisito sine que non del triángulo: materia y ser. Que dura lo que duran los dos, si uno falta, ya no es el mágico refugio, es un trágico pesar.
Si hay algo que añoro cuendo estoy de viaje, es mi cama. Y quiero homenajear a mi lecho, lecho que si hablara, ¡ Ay cuántas cosas diría !, pero no, la cama silencia, en unión con la pareja como si formara parte de élla.
Mi cama es un reflejo de mi idiosincrasia. Es multicultural, tiene elemenos de distintos espacios del orbe. Es mi parte de mi pasado y mi presente, y Dios lo quiera, siga siéndolo de un largo futuro.

30 comentarios:

Bowman dijo...

¡Qué bonito! Creo que lo voy a imprimir y lo voy a meter dentro del libro de Anthony Burguess que me leí hace poco (On going to bed)

La verdad es que me he despegado ya del "objeto". Duermo igual de bien en el suelo de mi tienda de campaña que en la cama (claro que también he sido capaz de dormir de pié, apoyado en el Cetme, dentro de una garita de un cuartel).
Y como lugar personal para la pareja no hay ninguno mejor, posiblemente, aunque tiende a ser demasiado "conocido", por lo que bien podemos considerar otros "lechos" igualmente amorosos (me refiero a un bucólico lecho de hierba, el lecho de madera de una buena mesa o una encimera, el cálido lecho de arena de una playa especialmente bonita y desierta...)

Pero, al fin y al cabo, no deja de ser "lecho de dos".

Küssen

Nuncio Tamallangos dijo...

Querida Morgenrot,

finalmente, he vuelto (no se de donde). Disculpa que te haya tenido abandonada pero han sido días un poco raros.

Me ha gustado mucho el texto; ciertamente, no se me hubiera ocurrido hacer un homenaje al lecho -y seguramente se lo merece. Sobretodo por lo que calla (como tú bien dices)-.

Un besote.

JL Martínez Hens dijo...

Que buena entrada Morgenrot. Tienes toda la razón. Ultimamente el blog le está quitando tiempo al lecho conyugal. Pero si hay algo que le dije a mi mujer cuando estabamos amueblando la casa es que yo quería la mejor cama posible. Compramos una grande de latex, dunlopillo y ha sido la mejor inversión de mi vida. Así que hoy me voy a ir pronto a disfrutarla.

Buenas noches.

Aguabella dijo...

MORGENROT
Nunca se me había ocurrido dedicar un pensamiento a mi precioso Lecho, gracias a tí me doy cuenta de la importancia que tiene,siempre sosteniendo nuestros cuerpos y aguantando nuestras pesadeces, desvelos y alegrias.
desde luego es un artículo buenisimo.
besitos

Fair Lady dijo...

Qué razón tienes Morgenrot.

No hay nada como la propia cama!!!! Me tiré 4 noches en Suiza sin pegar ojo y no precisamente por tema amoroso. Llevo un retraso de sueño impresionante, que necesito otras vacaciones para recuperarme, jajajaja

Besitos guapa

Morgenrot dijo...

Bowman, Danke. Ese libro que comentas no lo he leído...

Espero que conserves siempre el buen sueño que tienes, eso es un tesoro.

Lo de otros lechos de dos..., todos tenemos nuestras historias, algunas maravillosas, otras para borrarla.

A mí , es que me gusta MI cama.

Por cierto, tu blog sigue de reformas, espero que tu no te reformes, sólo los blogs, ¿vale?

Küssen und bis bald.

Morgenrot dijo...

Nuncio,

Ayer por la noche leí tu correo, estaba haciendo la cena. Primero conseguiste que echara una carcajada y después,-y no es vanidad- una de esas sonrisas tan mías que dicen que son tan hermosas.

No te contesté porque me dejaste pensando y quería hacerlo tranquilamente, no entre pescado frito y pescado frito.

Me encanta que seas capaz de reconocer que te vas y vuelves sin saber de dónde. Y lo de los días rarillos. ¿ Sabes las veces que me pasa eso a mí ? Yo me pierdo conmigo misma y en mí misma desde que tengo uso de razón. Hay personas con tanta vida interior que lo necesitan.
Me alegra no ser única.

Que me hayas escrito, supone para mí no sólo esa carcajada y bonita sonrisa , sino también una gran satisfacción. Lo que no significa que tengas compromiso alguno para obligarte..., los que nos perdemos nos gusta sentirnos libres y sin muchas ataduras.

Por cierto, Ana de la Robla , me ha escrito informándome que lleva unos días " ausente " y que aún le queda...

Por lo demás,agradezco que te guste el comentario y el necesario silencio.

Para tí, un millón de besos a mil metros de profundidad.

Morgenrot dijo...

¡ Hola J.L ! ya te echaba de menos.

Lo que me dices del blog, es tan cierto, que he tenido que dejar de escribir cuando es hora de acostarse, porque mi marido me decía que lo estaba cambiando a él por el blog. Por éllo, ahora voy más espaciada en mis entradas y visitas.

Tu idea de una buena cama es tan genial como unos buenos zapatos para andar. ¿Cuánto tiempo pasamos en la cama y cuántas cosas allí pasan? . Se merece lo mejor. Así también la procuro yo.

Un besote, ya me pasaré a ver lo nuevo que has escrito que, por cierto, tu blog se está convirtiendo en un GRAN BLOG en muchos sentidos, estoy muy orgullosa de poder escribir allí.

Morgenrot dijo...

Aguabella, gracias , siempre tan afectuosa con todos.

Dices que no se te había ocurrido, ¿ y las miles de cosas que se te ocurren y de las que escribes ? Si tu blog es una caja de sorpesas, siempre gratas, porque tienes la virtud de que todos nos sintamos cómodos allí.

Pues , esta noche, mira tu cama, y piensa todo lo que lleva vivido contigo, te sorprenderá.

Muchos besos y espero pasarme pronto por tu casa.

Morgenrot dijo...

Meine liebe Fair Lady:

Schlaf!

¡ Cómo añoramos lo nuestro ! y eso que si no me equivoco, en Suiza tiene esas maravillosas Kissen de plumones, ( las mías me las traje de Alemania) .

Espero que descanses y des al sueño el tiempo que te pida. Dicen que es buenísimo para la piel...

Me encanta que estés de regreso, cómo lo notamos todos lo que estamos contigo.

Besos con dulce sueños

Caballero ZP dijo...

Como dices no hay nada mejor que tu propia cama, muchas veces cuando has estado de vacaciones y vuelves a casa, te alegra su imagen, te parece más bonita y lo mejor es cuando te acuestas en tu cama, tengo que reconocer que coincido contigo.
Saludos

Bowman dijo...

Hola Morgenrot, mein Schatz, el libro no es una novela, sino un pequeño ensayo (ilustrado) raro sobre la importancia de la "cama" en todos sus aspectos, su evolución istórica, su papel en el amor, en la muerte, etc. Una de esas locuras de Burgess, que tanto me gustan aunque es un autor que nunca recomiendo, porque a otros no parece gustarles. Para quien no lo conozca, baste decir que fué quien escribió La naranja mecánica, libro en el que se basó la genial película de Kubrik.

Tranquila, las reformas son laborales y de gestión personal, que me roban mucho tiempo. Pero el blog seguirá "tal cual" en cuanto me libere un poco.

Küssen

Bowman dijo...

¿Dónde habrá ido mi "h" en "histórica". Juraría que lo he escrito bien. Si acaso será por dislexia, que no por analfabetismo, eh. Que conste.
;-)

(¡qué vergüenza me dan estos errores!)

Morgenrot dijo...

Me alegro mucho, Bowman, por lo del blog, pues en caso contrario, me da un telele. Ya he tenido bastante con Jota .

Tomo el libro de referencia sin la "h" historiada, así me gusta más, es más espontáneo e incorrecto, más natural tecleador.

Besos mil y millones de afectos y gracias, eres un encanto.

Morgenrot dijo...

Caballero, pues sí, echo de menos mi cama.
Pero hoy me ha entusiasmado tu premio quijotesco, he intentado escribir en español de la época, que conste.

Te vuelvo a dar la enhorabuena, ahora en castellano parlante del s.XXI ¿ XXI ?

No sé ...

besos fortísimos

ANA DE LA ROBLA dijo...

Hermosa, te dejo un beso en la almohada, ya totalmente de regreso. Qué bello estar por aquí.

Filomena Lonetti dijo...

Hola Morgenrot te escribe Roxana,gracias por tu lindo comentario.
Chozna significa quinta de la generación de nietos ya que PIETRO BRANCA es el PADRE DE MI TATARABUELA que se llamaba CHIARA BRANCA.
Tu tíaabuela está en la gloria de la dicha y ella te proteje porque tu la quieres más allá de la muerte.
Amiga me despido que las estrellas iluminen a tu alma.Roxana Miriam González de la Ciudad de Rosario,Provincia de Santa Fé,República Argentina.

Fair Lady dijo...

toc, toc, venía a dejarte lo prometido:

"Eins, zwei, Polizei
drei, vier, Offizier
fünf, sechs, alte Hex'
sieben, acht, gute Nacht!
Neun, zehn, schlafen geh'n"

Un besito

PD: ni con el Kissen de plumones, nada chica, no había forma... Bueno ya me he recuperado bastante, mi cutis vuelve a tomar color natural, jajajaja

Morgenrot dijo...

¡ Así es... Fair Lady !, iba a preguntarle a mis hijos,pero, como siempre te has anticipado.

La música es muy fácil.

Me recuerda tanto al Kindergarten de mis niños...

Gracias y me alegro que estés recuperándote.

Küssen

el otro amante dijo...

Lo que has escrito "La cama que une, que inicia el tejido, la de susurros y procreación" me ha dejado un poco preocupado, especialmente lo de la procreación.
Saludos.

Marta Salazar dijo...

así es, como dice Bowman, muy bonito! nunca lo había visto así... tienes mucha razón... Un abrazo fuerte y gracias por tus artículos!

Morgenrot dijo...

¡ Hola " el Otro amante " !, pues va a ser que sí, que en el LECHO de dos, se procrea...y ahí están mis churumbeles.

¡ Ah ! y aunque existan tantos medios para impedir la procreación, no siempre funcionan...

Besos fuertes

Morgenrot dijo...

Gracias a tí, mi muy estimada Marta.

A veces no vemos el lirismo en lo que nos rodea y son las pequeñas cosas cotidianas nuestros tesoros.

Esto me recuerda a Hermann Hesse en " Pequeñas Alegrías ".

Un beso fuerte para mi querida alemana.

el otro amante dijo...

Pues yo creo que el "lecho de dos" está hecho para el descanso, el disfrute y la convivencia íntima, si vienen churumbeles perfecto, pero es una consecuencia, no un objetivo. Por cierto, enhorabuena por tus churumbeles. Saludos.

Morgenrot dijo...

¿Sabes qué ? , pues que ese descanso, disfrute y convinencia son la causa inmediata de los churumbeles.

Aufwidersehen, und bis Bald, lieber locomotoro.
( adiós y hasta luego en español )
lieber ( querido )

Mariana dijo...

Qué lindo y qué cierto lo que decís, Morgenrot. Estamos empezando a armar nuestro futuro hogar con mi novio, y lo primero que compramos entre los dos fue nuestra cama. Al hacerlo, pensamos que ojalá nos esperen años de noches felices durmiendo y amándonos en ella!!!

Morgenrot dijo...

Mariana, os deseo la mayor de las felicidades posibles.

El lecho será vuestro compañero silencioso, que compartirá con vosotros muy gratos y emotivos momentos.
Tiene un halo mágico que une y enreda.

No lo olvides.

Un fuerte beso desde el otro lado del Atlántico

el otro amante dijo...

Y yo me pregunto Morgen, ¿en tu cabeza el lecho solo es para relaciones heterosexuales con fines procreativos?. ¿No te has planteado que también existen de otro tipo?. Saludos.

Morgenrot dijo...

¡ No !, "el otro amante",

El lecho es un microuniverso, en el que se piensa, se llora, se hacen confesiones , se crean distancias y se diluyen, se ríe, se duerme y se sueña, covalece la enfermedad, y se disfruta de la salud, se armonizan pensamientos entre desiguales, ...tantas cosas y además, se intercambian fluidos, fluidos que, en ciertos casos traen otro ser al mundo, y ese otro ser mama en ese lecho...
Y no es exclusivo de una pareja heterosexual para la prcreación.

Es un mundo dónde dos se suelen volver casi de la misma condición.

Esa es la cara amable del lecho.
Hay otra que creando distancias, no las diluye , sino que hace un abismo de dichas distancias, el lecho se rompe y todo acaba. Es la ora cara del lecho.

Espero haberme explicado, mi apreciado " El otro amante "

Besos

el otro amante dijo...

Apreciada Morgen, lo del intercambio de fluidos me ha hecho mucha gracia, saludos. Si, te has explicado, tampoco el sofá está mal .... Saludos.