viernes, 10 de septiembre de 2010

REGOCIJOS DE VERANO

Dejemos las insatisfacciones, que son muchas, para recrearnos en lo que en un verano cualquiera lleva a que me ensimisme.

Unas cuantas de pequeñas alegrías...

.- La mirada robada.
.- Una buena compañía.
.- Las campañadas de las Iglesias.
.- Nadar en el frío mar.
.- Los paseos a orillas del Miño.
.- Un taxista amable.
.- Disfrutar de una bellísima puesta de sol a 30.000 pies de altura.
.- La armonía de Wiesbaden.
.- Un concierto de Cohen.
.- Las esencias de Rosen-Garten.
.- La casa natal de Goethe.
.- Recrearse a orillas del Rhin.
.- El abrazo amigo.

Me quedará alguna nimiedad de esas que hacen olvidarnos , por unos instantes, de nosotros mismos.

9 comentarios:

NUNCIO TAMALLANGOS dijo...

Qué alegría que estés de vuelta!

Tienes razón, debemos quedarnos con lo bello.

Besos.

Morgenrot dijo...

Gracias querido Nuncio.

Te advierto que he hecho todo un esfuerzo para plasmar sólo lo que creo positivo..., quedémonos con ello.

Un abrazo,

Natalio Ruiz dijo...

Una cerveza helada!!!!

Respetos.

Natalio

one,two,three dijo...

Hola

Me llamo Elle, soy administradora de un directorio web/blog. Tengo que decir que me ha gustado su página y le felicito por hacer un buen trabajo. Por ello, me encantaría contar con tu sitio en mi directorio, consiguiendo que mis visitantes entren también en su web.

Si estás de acuerdo. Házmelo saber.

Suerte con tu web!
elle.ventura.vasquez@hotmail.com

Morgenrot dijo...

Estimado Natalio, y si la cerveza es " dunkel", castaña, y de trigo...es una exquisitez.

Me alegra su visita, saludos muy cordiales,

La Rata Paleolítica dijo...

Estaba jugando a quedarme con tres, pero no hay forma. Tendrían que ser cinco, o siete; Bueno, mejor todas ;o)
A veces hay que hacer un ejercicio de esfuerzo para quedarnos con lo positivo y poder dejar de lado lo negativo, momentáneamente al menos.

No pierdas la capacidad de ensimismación; sonriente. Qué bonito.
Besos ensimismados al leerte de nuevo.

Jesús.

Astro_logica dijo...

sé q es tipico, pero es cierto: la felicidad se encuentra en las pequenas cosas.... :)

Claudia Avila Morales dijo...

Más que al colilla me puse a pensar en el fumar. dejar la colilla en Sevilla no quita que el humo de los millones de fumadores le de la vuelta al mundo. pero sones muy bello pensaran en que una acto cívico - acaso resignado, curativo, ...- mengua lo otro, un mal es mejor que dos males, verdad?

la colilla es un residuo, muchos acá pensamos, que botarla al suelo y apagarla con el zapato afecta la energía del fumador, como pisarle el alma. será verdad?

las nubes no son rosadas solo por el alba.

Morgenrot dijo...

Querida Claudia:

¡ Qué alegría me produce tu visita !.

Me haces pensar pues soy fumadora, pero intento no llenar de residuos colilleros a nuestra ya castigada naturaleza.
Lo que cuentas sobre el pisarle el alma al fumador , debe ser verdad, pues siento una repulsión total a pisar colillas, suelo apagarlas en la tierra y buscar una papelera para tirar el filtro. Me has regalado una hermosa idea.

Muchos besos desde España,