miércoles, 16 de abril de 2008

¡ MARCHANDO UNA DE HELMUTS !

Hay una tierra asombrosa en el norte de este planeta, donde la Naturaleza es una reina y la Música su dama, la Cultura una diosa venerada y la Educación la ley fundamental.

Érase que se era que en esas tierras de Dios existen unos héroes que por su aspecto no se distinguen del resto de los humanos, pero que se te aparecen cuando menos te lo esperas , te hablan , te envuelven y viajas con éllos al cielo de la amabilidad, la grata sorpresa , la risa, la conversación satisfactoria y exquisita ... tanto que llegamos a perder la noción del tiempo.
¡ Qué maravilla perder la noción del tiempo!.
Estos seres excelentes son los llamados Helmuts . Sólo sabes si estás con uno de éllos cuando ya te han llevado de viaje; al surgir las primeras palabras de sus labios ya estás en la dulce hipnosis, haciéndo que bailes en un ensueño mental.
Tienen un idioma difícil y sólo si puedes comunicarte en dicho idioma se puede producir el milagro. Surgen en el espacio, se acercan con la mirada, después inician la conversación y parada de reloj. Cuando regresas suele ser porque tu hombre o tus amigos te invitan a terminar la charla. He de reconocer que mi marido no habla el idioma de aquellas tierras, por lo que permanece observando las charlas, los gestos y las risas , impaciente y siempre con la incertidumbre de los fines últimos del Helmut en cuestión. Pero Helmut no muestra malicia ni lascivia, de forma que no puede molestarse.

Hace unos días y estando yo en esas tierras, paseaba sóla cuando encontré una estupenda librería, entré y tras pasar por varias estancias todas cargadas de sabiduría, me detuve en la de filosofía y allí empecé a buscar un libro que hace tiempo tenía en mente para adquirir. Absorta en mi búsqueda escuché la voz de un hombre , al mirar a mi alrededor observé que se trataba de una persona sentada leyendo. Empezamos a hablar y ...era un Helmut filosófico. Pasó el tiempo por el mundo, pero no para mí. Resulta que recibí llamadas de mi marido por mi móvil y ni las recuerdo. Sólo sé que de repente sentí una mano en mi hombro, sobresaltada, me volví. Era mi marido que andaba buscándome toda la mañana. Sólo me dijo :
"¿ Otro Helmut ?".
" Sí ", respondí. Y le comenté de lo que estábamos charlando y los presenté. Ahí se acabó . Y es que ya está acostumbrado a los Helmuts. Durante esos días tuvo que soportar unos pocos de Helmuts aquí:

Ellos me hicieron reir hasta la saciedad. Después todos nos reíamos mientras yo traducía y la dunkel Weissbier corría a diestro y siniestro.

19 comentarios:

Aguabella dijo...

MORGENROT
Creo que no he tenido nunca un holmut en mi camino pero despues de como lo cuentas...no me importaria harlar con uno.

tienes un meme en mi blog, pero no hay compromiso alguno para hacerlo, solo si te apetece de acuerdo.

besitos guapa (me ha gustado mucho esto del helmut pero mucho mucho)

Alfaraz dijo...

Pregunta.
¿Siempre son Helmut? ¿No hay nunca ninguna Renate?

Curiosidad más que nada, que conste.

Salu2.

.

Morgenrot dijo...

Aguabella, gracias.

Espero poder tener tiempo hoy para elaborar el meme, como te he comentado en tu blog.

Sobre los Helmuts, son toda una experiencia. Como nosotros hemos tenido varios encuentros con éllos , ya los conocemos y así los llamamos en casa.
Son especiales, pues tienen la capacidad de ensimismarte, regalarte una rosa delante de tu marido y con tanta exquisitez que hasta tu marido termina riéndose y dándole las gracias.
Eso es un arte.
Un abrazo,

Morgenrot dijo...

Buena pregunta Alfaraz.

No hemos conocido Renate alguna. Puede ser que no haya dado la casualidad pero mucha casualidad es que hayamos dado con tantos Helmuts y con ninguna Renate.

En este viaje nos acompañaban un matrimonio de Madrid, nuestros grandes amigos. Ellos pudieron comprobar la existencia por doquier de Helmuts, y nada de Renates, ni Úrsulas o Berthas.

Mi amiga recibió una copa de champagne de un joven Hemut cuando perdió el Getafe ante el Bayer. Habíamos estado hablando con él las dos mujeres y, cuando ya élla estaba sentada junto a su marido, Helmut se acercó, y le ofreció la copa a élla, su marido le miraba con cara de ¿ y ésto...?, y Helmut dulcemente nos dió la mano a todos y continuó celebrando la victoria del Bayer.

Hay que estar allí para entenderlo .
Saludos

ANA DE LA ROBLA dijo...

Qué bonita entrada. Y qué tiernamente divertida...
A lo mejor no hay Renates pero sí Morgenrots :-)
Besos de bienvenida.

diaouled (JotaJota) dijo...

Morgen, ¿dónde puedo encontrar uno para mí?
Besos.

Morgenrot dijo...

Jotajota, quizás seas tú uno de éllos.

En el País dónde un nombre común es Helmut, encontrarás quién te lleve de viaje al infinito y más allá...

Aguabella dijo...

MORGENROT
recordé algo que pasó hace años:
viajabamos mi marido y yo, paramos en un bar de estos de carretera...habia un hombre de edad avanzada comenzo a dedicarme algunos versos y al terminar me beso la mano, te juro que así fué, este buen hoimbre se decia poeta y me dejo embobada, lo mejor de todo es que mi marido estaba delante y tambien qudo embobado con él.
puede ser un Helmut?
era educadisimo y te aseguro que recitaba precioso.
ya me contarás.
besitos

vodkar dijo...

Querida amiga Morgenrot: existe una especie en un pais al suroeste de ese pais de Helmuts que me hablas, los cuales si cabe, creo que son mejores que los Helmuts.Se trata de los Sherpas Porteadores, los cuales tu bien conoces, por que has vivido la experiencia hace bien poco de tener a tu servicio y al de tu amiga a un par de ellos (a la cual un Helmut en presencia de su marido (por cierto Sherpa ) fué invitada a una copa de cava. Nacen (con una bolsa ) crecen (con una bolsa) se reproducen (con una bolsa) y Mueren (con una bolsa).Esperemos que esto último sea muy muy tarde.Son dóciles, amables, no rechistan, se plantan delante de las tiendas mientras las personas que han contratado su servicio (normalmente sus mujeres ),hacen sus compras, a esperar pacientemente, cargados hasta arriba de bolsas, de pie derecho, sin soltarlas, a que terminen y les garguen de mas bolsa ,las cuales serán porteadas por estos seres especiales con el mayor amor del mundo puesto que lo hacen por que realmente quieren , aman, a quien les encargan sus servicios.

diaouled (JotaJota) dijo...

Jejeje!!! Como diría Homer Simpson: juhuuuu!!

Es cierto, es posible que sea un Helmut, de hecho mi nick significa diablos de la montaña en bretón, así que a lo mejor me he equivocado de mito. Me gusta, me gusta. Gran relato.

Besos.

Nuncio Tamallangos dijo...

Querida Morgenrot,

que bueno tenerte de nuevo por aquí! Como es lógico, voy a ver si encuentro algún manual para convertirse en Helmut, aunque asumo que tendrá más que ver con un don que con una técnica adquirida... snif snif snif...

Beso de un condenado a nuncio.

Morgenrot dijo...

Aguabella, ese señor es alguien a quién yo le llamaría Helmut.

Suelen dejar un recuerdo grato e imborrable. Un señor así, es como el encantador que se te aparece y te hace sentir única por un rato.

Besos fuertes, amiga.

Morgenrot dijo...

Gracias JotaJota,
seguro que alguien muy especial sí que eres, piénsalo...


Besos fuertes

Morgenrot dijo...

Mi estimado Nuncio, no sé si serás un Helmut, pero ESPECIAL , pero que muy ESPECIAL sí que eres.
Además tienes una gracia especial dentro de lo aparentemente negativo, y muy inteligente, parecido a Woody Allen ( uno de mis genios favoritos ), pero con un toque de Chopin ( el mejor y más sensible pianista ).

Vamos, que no necesitas manual alguno, porque como te muestras al mundo sólo necesitas un gran receptor/a, alguien que sepa mirarte en el corazón.

Ya sabes que tengo mis debilidades por un tal Nuncio.

Saludos,

Morgenrot dijo...

Vodkar, me muero de risa, de verdad que me están saliendo hasta las lágrimas.

Y esos maravillosos Sherpas, los más maravillosos para sus mujeres, son capaces de sherpear cargados de bolsas hasta DIECISEIS kilómetros sin parar.
Eso sí, después de portear , nos tomamos una dunkel Weissbier, o dos, o tres o ....etc, fumando en la calle a menos 2 grados bajo cero, y vuelta a entrar y otra Weissbier , Ah! y un codillo.

Para hacerte trabajar te voy a pasar un Meme que tengo que hacer primero yo, estoy segura que te vas a lucir , con la gracia que Dios te ha dado, con una entrada que hará reir a media España.

Y dejo claro lo siguiente:

1º Nuestros Sherpas
2º Los Helmuts.

Me dice "Fregando" que vayas pensando el próximo viaje, a dónde nos vamos.
Los días que hemos pasado han sido de los mejores de mi vida.
Gracias a tí y a mi María.

Besos grandísimos a todos incluyendo a mis niños D y M.

diaouled (JotaJota) dijo...

Nooo no, para nada. Je! Han sido muchos años de trabajo para dejar de ser arrogante y presuntuoso. Lo he transformado en reirme de mí mismo (ver mi striptease en "el estante"), pero agradezco mucho el ¿piropo?
Besos Morgenrot.

Morgenrot dijo...

Jotajota, voy a "el estante ".

Y sí es un piropo.


Hasta ahora...

Ego dijo...

Al tocar con mis dedos lo intangible
y empezar a entender a la locura
de pronto comprendí lo incomprensible
y lo expliqué haciendo literatura.
Mas para una niña de letras Puras
cuyo lema es que “nada es imposible”
aún supone gran falta de cordura
afirmar que bien ve… a lo invisible.
Experiencia de dulce escalofrío,
de magia tibia y felicidad guardada,
el sitio misterioso que fue mío,
que hice mío al estar enamorada.
Y al mirar una luz fija en tu cielo
tu misterio desnudo y desvelado
se presentó ante mí, y fue un consuelo;
y así afirmo por hoy lo revelado
anteponiendo siempre a mis anhelos:
que resolverte a ti sería pecado
y yo peco de amor, porque te quiero.

Un beso

Morgenrot dijo...

¡ Vaya sorpresa de comentario, Ego !

Bien merece la poesía toda una entrada.
El "nada es imposible " es muy duro de llevar en la vida, te lo dice otra "cabezota" y sensible como yo, que soy de las de luchar.

El rozar con los dedos lo intangible, resulta siempre maravilloso, aun llevándote a entender la locura, lo que termina en la no comprensión .

Maravillosa poesía. Gracias.