viernes, 8 de enero de 2010

ESPERPENTO


Me sorprendí esta mañana riéndome a carcajadas sarcásticas con un titular de la prensa del día:
" Educación suavizará los castigos a los alumnos de Primaria "
Y entre risas me preguntaba: ¿ qué castigos, en qué casos...?; continúo leyendo:
"Expulsiones del centro, amonestaciones, trabajos extras en clase...Las sanciones se eliminarán en infantil y se graduarán dependiendo de la edad y de las circunstancias del niño ."
Si se eliminan las sanciones, ¿ cómo se graduan ?, no se puede graduar lo inexistente.
En mi mente se asoma Max Estrella, me voy elevando en una grada virtual observando el esperpento y me introduzco en el disparate. Es de suponer que la política a aplicar por parte de los educadores es únicamente la del reforzamiento positivo a fin de conseguir el equilibrio y máximo rendimiento en nuestros dulces y vulnerables escolares. La conclusión a la que llego es que sólo obtendremos unos monstruos flojos, indisciplinados, mal educados y ajenos al esfuerzo , al respeto al prójimo y a la noción de autoridad.
Humildemente, pero tajante, afirmo que nos equivocamos. Los educadores, padres y maestros, no somos "colegas" de los infantes. Craso error de espantosos resultados. La sanción al que no cumple es tan necesaria para el niño como para el adulto, no hay equilibrio sin deberes y obligaciones. Ante un mal comportamiento hay que responder reprendiendo con amor, ilustrar con afecto y esto supone el castigo bien aplicado, adecuado. Lo cómodo es no hacer, lo difícil es actuar con autoridad , imponiendo disciplina con el ejemplo y la dulzura del buen educador.

29 comentarios:

Joaquín dijo...

Ya vendrá tío Paco con las rebajas...

Saludos,

... dijo...

"unos monstruos flojos, indisciplinados, mal educados y ajenos al esfuerzo , al respeto al prójimo y a la noción de autoridad."

La pura verdad...

Un abrazo.

Nuncio Tamallangos dijo...

"unos monstruos flojos, indisciplinados, mal educados y ajenos al esfuerzo , al respeto al prójimo y a la noción de autoridad."

Pues nada, todos a político y santas pascuas marineras ;-)

Besos.

Fer dijo...

Hola Morgen, con tu permiso, paro un momento por aquí.

No quiero ir directamente al asunto que tocas. Pero si rozarlo de refilón.

Cuando alguien nos esconde algo, me gustaría saber qué nos duele y nos descentra de verdad: la falta de información, o la falta de sinceridad de quien nos trata. Detrás de la sinceridad, siempre hay alguien que existe para nosotros, en quien podemos confiar, con quien contaremos, con quien nos relajamos, con quien no estaremos tensos. ¡A cualquier edad!

¿Sería similar en algún aspecto a la situación escolar?

Todos sabemos perfectamente cuando alguien "es" sincero con nosotros. Y todos sabemos por pasiva cuando no.

Me parece que "los que no tenemos" ni "repajolera" idea (no sé si tendría tu permiso para utilizar otra palabra, puñet...) somos el conjunto organizado de adultos, que con toda su organización, de momento no está consiguiendo muy buenos resultados

Un apretón de manos, Morgen.

J. F. Sebastian dijo...

Otra muestra más de la vacua filosofía del talante. Eso: eufemismos y divinas palabras...

Aprovecho para desearte un buen 2010 con retraso.

ana de la robla dijo...

Amén. Suscribo palabra por palabra. Besos y feliz año nuevo, preciosa amiga.

La Rata Paleolítica dijo...

En general, atendiendo a las formas de hoy en día de mucha juventud de vuestro mundo, se la considera por aquí, especialmente en zonas rurales, de una tremenda mala educación, además de sensiblona, siempre autocomplaciente, incapaz de esfuerzo, y terriblemente egoísta y creída.

Comentando con profesores de primaria y secundaria algunas de las nuevas "técnicas" de vuestro mundo, la primera respuesta es invariablemente una franca y amplia carcajada; luego suelen comentar que los alumnos se volverían salvajes e imposibles de controlar sin valores como obligaciones, deberes, disciplina, autoridad, respeto al prójimo, etc.

Recuerdo con enorme cariño a una profesora malagueña que tuve el gusto de hospedar durante 10 días. Profesora de primaria, acercándose a la jubilación, disfruté sirviéndole de guía en Africa de su enorme cultura y sabiduría en muy diversas facetas y disciplinas; Persona de gran humanidad, despegada, muy inteligente y sagaz. Viajaba sola, mujer de gran valor también. Disfruté enormemente, como digo, de su compañía y largas conversaciones, mas bien escuchándola la mayoría de las veces, empapándome de sus extensos conocimientos en áreas interesantes para mí.
Llevaba dos años de baja, un año sin levantarse de la cama, con una profunda depresión debido a la imposibilidad de ejercer su profesión sin ser pisoteada, envilecida, maltratada, hecha elemento de risa, e incluso físicamente agredida por algunos de sus alumnos.

Seguiría, pero creo que la extensión del comentario es ya excesiva.
Gracias por la oportunidad Morgen.
Un abrazo.

Jesús.

Alfaraz dijo...

Estoy muy de acuerdo con estas reflexiones y creo que lo que falla es la educación en la primera fase -que es la familia- y que ahora se deja poco menos que al azar.


.

zocadiz dijo...

Coincido contigo!
Debe existir una correcta aplicación de un castigo. Así funciona el ser humano, triste pero cierto.
nos leemos.

Morgenrot dijo...

Estimado Joaquín: parece ser que parece que el tío Paco , si llega, será tarde.

Un fuerte abrazo

Morgenrot dijo...

Bienvenido, Sr. de la Gaceta Literaria, sobre el tema le puedo decir que estimo que esos monstruos ya los tenemos aquí, exigentes y nada motivados, en su mayoría. Frutos del tiempo y de las circunstancias.

Cordiales saludos

Morgenrot dijo...

Querido Nuncio; todos a la política o al funcionariado, y a vivir que son dos días...

...Pero no encontramos la felicidad en lo fatuo, en lo puramente material y sin cimientos de merecer.

Un abrazo,

Morgenrot dijo...

Estimado Fer- qué gusto con este nombre nuevo tan sencillo- tienes siempre el permiso y para mí es una satisfacción que te pases y pares en este blog.
Lo que entiendo que dices me parece que es de gran sensatez, los que hacemos las cosas mal o no hacemos lo que debiéramos, somos el conjunto de adultos con ideas peregrinas, sin ideas o sencillamente, comodones.
Pero las víctimas no sólo son los niños y jóvenes; se nos volverá en contra a los adultos como un boomerang.
Un fuerte abrazo, Fer.

Morgenrot dijo...

F.J Sebastian, je..., es que lo del " talante " me hace reír por no llorar.

Saludos e igualmente mis mejores deseos

Morgenrot dijo...

Querida Ana, que tú suscribas lo que previamente he dicho es todo un halago para mi modesta persona.

Fuertes besos

Morgenrot dijo...

Querido Jesús, me dejas de piedra con lo que cuentas, tanto por las ideas de tu tierra como por lo acontecido a una profesional de la enseñanza.

Comparto lo que dices y siento profunda tristeza por el daño a la maestra. Sé qué es un depresión y del hondo sufrir que conlleva.

Un fuerte beso amigo

Morgenrot dijo...

Alfaraz, la educación en la primera fase, familiar, está tan decadente como en las siguientes fases.

Creo que todos somos culpables, cada uno con su responsabilidad y luchar contra el sistema se convierte en una labor ingrata y agotadora.
Lo intento, pero no por ello soy mejor madre, ¡ es tan difícil !

Un abrazo,

Daniel Rico dijo...

Me acorde de mi profesora de dibujo tecnico, en el colegio industrial, alla por el 82, cuando todavia habia dictadura.
Ella tenia la costumbre de arrojarle a la cabeza un borrador, a los alumnos que descubria distraidos.

Cuando algun padre concurria a quejarse al oficial de la armada que oficaba de interventor, este le respondia:

"el borrador le pego porque estaba distraido, si hubiera estado cumpliendo con su debere, si hubiera estado atento a la clase de su profesora, lo habria podido esquivar."

...Yo no se como no cacabamops todos siendo criminales juveniles despues de educarnos en este ambiente.

No conosco mucho como es la situacion por alla, confio en tu juicio en este asunto.

Y siempre es un gran gusto pasar por tu sitio, saludos!!

Morgenrot dijo...

Daniel, aquí hemos pasado del cero al infinito, es decir, del borrador y cachete a que sean los alunmos quienes peguen a sus profesores, los amenacen y aticen psicológicamente.
Hace poco hubo una sentencia condenando a una profesora por haber obligado a un chico que no hizo sus deberes a escribir equis veces que hay que hacer los deberes.
En estas latitudes no es que se no se nos ocurra dar un cachete , es que no podemos ni llamar la atención. Y cudadito con los padres, que no defienden por norma al profesor , sino a su hijo.
No soy profesora, por cierto.Pero te aseguro que hasta mis hijos me dan la razón.

Creo que vivimos circunstancias muy diferentes, estimado Daniel.
Vaya un abrazo para allá

Lázaro dijo...

Morgenrot, hemos coincidido en el tema. Si te pasas, lo comprobarás. Yo me río cuando escucho por ahí que quieren implantar el trato de usted. Entonces, me pregunto: será de los profesores a los alumnos, no?. Un beso.

Fair Lady dijo...

Hola mi querida Morgenrot, te he extrañado durante mi larga ausencia de este mundo virtual, pero ahora parece que las aguas vuelven a su cauce y por fin podré retomar el contacto:-)

Pues efectivamente tu lo dices, esos pequeños serán el día de mañana unos monstruos maleducados si no se ataja el problema de raiz. No se trata de suavizar o eliminar castigos, sino saber el significado de "Respeto", y eso comienza en la cuna. Si en el propio hogar todos se tratan de "coleguis", no hay respeto y menos unas normas, ese niño tampoco tendrá un límite, por tanto muy difícil de encaminar en un futuro. ¡¡Algunos padres deberían tener en cuenta que los colegios están para enseñar, no para educar!!

Te dejo un fuerte abrazo y enorme beso querida amiga.

Fair Lady dijo...

...por cierto, deberían tomar nota de la enseñanza en el extranjero, bien lo sabemos y podemos hablar de ello, verdad Morgenrot. Ahí la educación funciona al 100% a base de respeto-mutuo alumno-profesor, jamás se han visto incidencias tan vergonzosas como las que están sufriendo los profesores en España, porque realmente aún existen países en los que la palabra "Usted" y "Respeto" tienen un significado, pero sobre todo porque nos viene de cuna!!

Un abrazo amiga

Morgenrot dijo...

Lázaro, muy bueno lo del usted, me has causado unas carcajadas. Lo que también podían imponer es que el profesor se levante cuando entren los alunmos, que suelen hacerlo tarde y a sus anchas.
¡ Lo que nos queda por ver !.

Recibe un fuerte abrazo,

Morgenrot dijo...

Querida Fair:
Con muchísima alegría recibo tus comentarios y " tu vuelta " a los blogs.
Realmente te añoro, no sólo en tus visitas, sino también en las entradas de tus blogs. Al menos nos ha ido dejando tus e mails.
Es difícil llevar con atención un blog y el trabajo en casa y fuera de ella.
Ultimamente mi ritmo de entradas es más pausado y las contestaciones a los comentarios también, pues he de encontrar los momentos de paz para tomar el ordenador con ganas y eso no es posible con la frecuencia que una quisiera.

Con respecto a la educación, todo lo que dices no es más que la verdad. La cuna y la familia son fundamentales, la escuela en tu ámbito. Los valores deben existir si se desea educar, y esos valores son los que han salido por la ventana mientras miramos a otro lado, por inercia, por presión social o por comodidad.
La labor de educar es la más difícil de todas y el sistema nos empuja en sentido contrario a lo que creemos correcto. Todos los pagaremos, pero no nos demos por vencidos.
Un beso fortísimo con ganas de leerte de nuevo, querida Ana

Natalio Ruiz dijo...

Comparto por completo.

De todos modos, no dejaría de advertir que influye también la degradación en los que deben "edu-cir la forma propia de la materia....". Pensemos en nuestras autoridades y encontraremos también que la falta de autoridad obedece también a cierta "flojización" de las autoridades (pienso en los hombres de gobierno, en maestros, padres con uno mismo incluído, etc.)

Respetos.

Natalio

Morgenrot dijo...

Estimado Natalio:

Por lo mismo que usted alega incluí el término " colega " como ejemplo de lo que no debe ser un educador, padre o maestro, ni alguien que ostente la " autoritas" frente a otro.
Creo que hay un fondo de minoración del concepto de respeto, y por ende, de autoridad.
Es un problema de todos y a todos nos afecta duramente.

Saludos más que cordiales desde España.

David C. dijo...

Coincido contigo, la educación en orden y disciplina es lo que necesita una sociedad cada vez más venida con los valores a menos. Saludos.

Fair Lady dijo...

Gracias querida amiga, no obstante matizar que mi regreso es de visita a los blogs amigos, no retomar el mío, pues aún ando liada y de mudanza de oficina, y por otra parte me "resisto" a tener internet en casa mismamente porque los críos se pasarían la mayor parte del tiempo de cotilleo virtual en vez de "meter las narices" en un buen libro... y por ahora lo estoy consiguiendo:-)

Un enorme abrazo Morgenrot

Morgenrot dijo...

Querida Fair:

Si lo estás consiguiendo, enhorabuena!.

Las mudanzas revuelven lo pendiente, lo resuelto y te hacen pensar en lo que ha de venir. LLévala con calma.

Gracias por tu visita y recibe un fuerte abrazo,