viernes, 30 de enero de 2009

SILENCIOS


Invité a cenar a un hombre.
No quiso mirarme a los ojos.
Comió en paz.
.
Poema de L.Cohen. The energy of slaves.
.
Mutismos que proporcionan las esencias de las relaciones. Por los silencios llega la mesura del vínculo del uno y del otro. Silencios que gritan alabando la armonía. La mudez desgarra lo visible para permitirnos viajar a los interiores de una relación.
Cuando el silencio enfría, mal augurio.
Cuando el silencio quema y apacigua, el núcleo permanece fundido.

21 comentarios:

Walter L. Doti dijo...

En la primera cita, conviene siempre ir al cine. Podemos estar juntos durante un buen rato teniendo a la película como tema de charla. Y luego podemos seguir juntos sin necesidad de hacer el esfuerzo que requiere enfrentar esos silencios insoportables que se hacen cuando las personas no tienen ni un pasado compartido ni un futuro en común que comentar.

El criterio para saber si una relación se ha consolidado será entonces - coincido contigo - el que lo silencios no sean ya molestos.

ana de la robla dijo...

El arte del bien hablar se nutre del bien callar.
El silencio puede ser una flor íntima y poderosa...
Beso tácito, querida.

misántropo dijo...

Esos momentos de silencio
en los que pasa un ángel,
a veces, rescatan del margen
algo mejor que un comienzo.

Esos instantes silentes
salvan de la cotidianeidad
lo mejor de la intimidad
que nos concede el presente.

No dilatemos en el tiempo
estos paréntesis de mutismo,
el hastío sin ser lo mismo
nos puede dejar somnoliento.

Y eso no es buena señal
para anunciar un comienzo,
es un borrón en el lienzo,
romper y volver a empezar.

Beso

Pdta: no sé cómo pero me ha salido pesimista

J. F. Sebastian dijo...

Hay silencios que dicen muchísimo más de lo que callan...

Morgenrot dijo...

Estimado Walter: Desde los inicios de una relación, se nota si hay
" conexión" poque fluyen las palabras de una forma tan espontánea que ni piensas en los silencios o en esas lagunas cortantes como un espalpelo.

Los silencios de una buena relación establecida, son hasta maravillosos.

Un abrazo con cine ( de Allen, por supuesto ) incluido.

Morgenrot dijo...

Querida Ana:

Has manifestado otro aspecto fundamental del silencio " el arte del bien callar"...y qué difícil es.

Y , efectivamente, en la seducciones, un arma poderosa es el silencio enigmático.

Siempre con tu genialidad reluciendo, te envío un fortísimo beso

Morgenrot dijo...

Mi estimado Misántropo, más que pesimista, te ha salido el aspecto negativo que nos trasluce el silencio: el hastío.

También, la nada.

Entre el hastío y la nada, no me quedo con ninguno. Borrón y cuenta nueva.

Por cierto, iré a tu escotilla, porque algo he de comunicarte.

Un beso sin hastío alguno y con intimidad maravillosa

Morgenrot dijo...

F.J. Sebastián,

Me alegro verte de nuevo por esta tu casa.

Realmente, los silencios nos dan la medida de las cosas, su lenguaje sin palabras es tan amplio como el lenguaje en sí.

Un abrazo

Cristian dijo...

Hola Morgenrot,

Algo parecido a lo que dice Ana pero con menos poesía. Si el silencio es tan valorado en una biblioteca, ¿por qué no habría de serlo en una relación? dejemos que los ojos encanten y comuniquen, que las manos se pongan a gritar y la sonrisa callada ¿no nos ahorran de tanta verborrea?

Beso bien callado

zocadiz dijo...

Me quedo con esto:
"Cuando el silencio enfría, mal augurio.
Cuando el silencio quema y apacigua, el núcleo permanece fundido."

el silencio arma de 2 filos.

Morgenrot dijo...

Querido Cristian:

Has dado en otro dardo: las miradas y las sonrisas. ¡ Qué poderes contienen !

Besos fuertes

Lupiáñez dijo...

EL SILENCIO

No lo llamo cuando quiero alcanzarlo;
no huyo de él, busco envolverme, -indeciso
instante-, en su leve ausencia… conciso,
sí, mas tan eterno… En él me oigo ser.

¡Y es tan bello… y que no pueda tocarlo!
Era antes de nada. Siempre impreciso,
etéreo, condescendiente y sumiso…
¡Tan bello! Y que nunca lo sepa ver.

¿Por qué rasgarlo, por qué huir de su calma
con daga fútil, incómoda y huera?
-¿Rasgaría mi propio corazón?-

No, pues solo en él puedo sentir mi alma…
Porque si Dios hablara… si lo hiciera,
él sería el sonido de su Voz.

Es un soneto experimental que escribí hace tiempo, pero creo que sigo pensando igual, incluso más aún: fatiga la vida demasiado en sociedad.
Un saludo y enhorabuena por tus reflexiones.

Lázaro dijo...

Creo que era Einstein el que decía que es mejor permanecer callado y parecer tonto que hablar y disipar toda duda. Una película de silencios: Furtivos. Qué poco hablan y cuánto se dicen. Saludos

Morgenrot dijo...

Lupiañez,

Me ha maravillado tu poema, y ciertamente el cobijo del silencio es necesario. De la misma forma, uno es capaz de medir tu sintonía con alguien sólo con los silencios, si uno huye del silencio, no hay armonía con esa o esas personas.

Quizás, algunos de mis mejores momentos lo he pasado en silencio.

Gracias mil por regalarme tu sublime soneto, demostrando una generosidad fuera de lo corriente.

Un beso y abrazo

Morgenrot dijo...

Estimado Lázaro,

Creo que sí era Einstein, igual que decía que lo único infinito era la idiotez humana.

Es curioso que justo antes me estaba acordando de Lola Gaos y de esa película, que me impresinó muchísimo, y leo los comentarios encontrándome con tu alusión a " Furtivos", casualidad o no, estoy totalmente de acuerdo contigo.

Un abrazo

Bowman dijo...

Bien traído lo del silencio con lo poco que te he podido visitar y escribir últimamente, mein liebe Freundin...
:D

Hay silencios tan bellos que cualquier mínimo sonido o palabra los estropea. Gozo mucho de esos silencios.
Los mejores de ellos, ni siquiera incluyen miradas. Lado a lado, mirando al frente, a veces encuentro momentos que no quiero romper. El tantas veces desapercibido sentir de la presencia que no quiero romper con otros sentidos más déspotas y acaparadores como el sonido, el gusto, la vista o el tacto...

Großen Kus

Morgenrot dijo...

Mi muy querido Bowman:

¡ Qué alegría leerte de nuevo en mi casa ! . Tu, siempre, con ese saber " sacar partido " a todo lo bueno de la vida. Eres admirable.

Große Küssen, mein lieber Freund.

Darth Tater dijo...

Qué belleza de texto y qué acertados comentarios, no podría añadir nada que no se haya dicho ya... Y no sé por qué pensar en el silencio me lleva a Japón... ¡aunque también recuerdo al Acorazado Potemkin!
Igual, Grosse Küssen.

Morgenrot dijo...

Querida Darth:
¿ Habla usted alemán ?, sería interesante por la dificultad del idioma, el de la filosofía.

No conozco Asia, no puedo comentar al sentirme ignorante de su sociedad, pero me alegra que le lleve al mismo Japón, muy intuitivo el comentario.

Vielen Dank und groBe Küssen fur Ihre, meine Freundin.
Bis Bald!

Darth Tater dijo...

Querida Morgen,

En un pasado muy lejano tomé algún curso de alemán, mismo que utilicé en posteriores viajes a la Alemania para ¡comer y comprar! Y bueno, en el caso de la literatura técnica todo es muy similar, así que podríamos decir que puedo leer algún texto y entender poco menos de la mitad, digo, textos técnicos, que al pobre Goethe lo tengo que leer traducido al castellano... lástima. Pero como decimos "siempre hay más tiempo que vida", o sea que quién sabe, tal vez algún día aprenda esa complicada lengua.
Por otro lado, Japón es maravillosamente silencioso, vaya, hasta en sus acuarelas y en las novelas de Murakami... creo yo.
Besos, pues. Sigo aquí de visita.

Morgenrot dijo...

Estimada Dearth:

Realmente, como dice, nunca se sabe...

Y yo me quedo con su Japón y Murakami pendientes, seguro que empezaré por algún libro de éste y me embelesará.

Gracias por su hermosa recomendación y un fuerte beso